Alan Pichot, un campeón en el tablero de los sueños