Almagro igualó en el descuento

En el tercer minuto adicional, empató 2 a 2 con Los Andes; Aragón, Maggiolo, Levato y Coria, los goleadores.
En el tercer minuto adicional, empató 2 a 2 con Los Andes; Aragón, Maggiolo, Levato y Coria, los goleadores.
(0)
28 de agosto de 2000  

Por oportunista, por eficaz, por tener de aliado a la fortuna y por la excesiva confianza de su rival, Almagro, sin merecerlo, igualó 2 a 2 con Los Andes en el tercer minuto de descuento, con un tanto de Adrián Coria, y le amargó la tarde al equipo de Jorge Ginarte, que ya acumula 21 partidos sin conocer la derrota.

Con la cabeza gacha y la mirada perdida en el césped, los jugadores de Los Andes trataron de hallar una explicación lógica a cómo se le escapó una victoria que ya tenían guardada en el bolsillo.

Pese a arrancar en desventaja, el juego de los visitantes fue más lucido y coordinado que el de los locales, tanto como para sumar méritos en busca de otra victoria en el Apertura.

Los Andes dominó, Almagro concretó. Los dirigidos por Mario Husillos no habían realizado una sola excursión al arco defendido por Muñoz, cuando Cristian Aragón, a los 26 minutos, capturó un pase de Liberman y clavó la pelota en el ángulo con un disparo de 25 metros. Los Andes pagó así sus errores en la definición y su falta de eficacia.

Chaile complicó a los locales. Si Almagro apenas controlaba los embates del equipo de Lomas de Zamora, la expulsión de Carlos Chaile, tras una dura entrada sobre Oscar Monje, la figura del partido, lo encerró más en su área y obligó a que Husillos reordenara la defensa con el ingreso de Carranza, para lo cual sacrificó a un delantero, Liberman.

En tres minutos lo dio vuelta. En el complemento, Monje manejó a Los Andes. Se cansó de jugar y hacer jugar. A los 25, quebró una y otra vez su cintura para enredar a Córdoba y servirle un centro preciso a Ezequiel Maggiolo que, en el día de su debut, concretó el empate de cabeza.

Tres minutos más tarde, construyó una pared bárbara con Moya, que cedió la pelota hacia al medio para que Mauricio Levato pusiera el 2 a 1 parcial. Se hacía justicia.

El milagro ocurrió. Los Andes pudo definir el partido, pero se confió. Caiafa y Monje hicieron lo que quisieron, pero no supieron sacarle rédito para reflejarlo en la red. Y en el tercer minuto de descuento, cuando los hinchas tricolores producían un éxodo masivo del estadio de Ferro y los de Lomas agitaban sus remeras pese al intenso frío, Coria consiguió el empate final. Un resultado que premio el tesón de Almagro, pero que castigó el buen juego de Los Andes.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.