Analistas: la mirada en la que confían los entrenadores

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
Los analistas en tempo real, fundamentales en el fútbol actual
Los analistas en tempo real, fundamentales en el fútbol actual
(0)
14 de mayo de 2019  • 07:15

Se ubican en la parte más alta disponible de los estadios. Un trípode sostiene una cámara que captura la visión táctica del partido. Sobre un soporte, debajo de la cámara, un iPad puesto en forma horizontal alimenta a dos "Mac" sobre las que corre el software Hudl Sportscode, una de las herramientas de videoanálisis más populares de los equipos de fútbol del mundo y también de la NBA.

Dos integrantes del cuerpo técnico están a cargo de esa estructura tecnológica que es liviana y muy potente. La mirada global del partido, que un entrenador no logra captar en profundidad durante el desarrollo del juego, está a cargo de esos colaboradores. Miles de hinchas ni siquiera se enteran que eso sucede a pocos metros de donde están ubicados. Todos los espectadores que están en la cancha tienen una visión fragmentada de lo que sucede. No se trata de tener mayor o menor capacidad para entender el fútbol, sino de una natural limitación humana: es imposible ver al mismo tiempo la acción donde está la pelota y los movimientos de otros jugadores en una zona más pasiva de la cancha, donde supuestamente no está pasando nada. La tecnología en el deporte sirve para solucionar ese problema.

La pantalla del iPad se divide en dos campos. Uno de ellos muestra la formación del equipo propio. La otra mitad contiene diferentes etiquetas que refieren a distintas situaciones del partido. A medida que el juego se desarrolla, el analista "taguea" cada incidente de lo que sucede en el partido. Esas acciones etiquetadas se sincronizan con el video del partido en vivo y desembocan en las dos computadoras. Esos filtros permiten identificar momentos del juego de manera inmediata.

"Observame esa de recién.", dice el analista principal. Las observaciones son las jugadas específicas que muestran deficiencias del equipo. El operador de la cámara y la tableta observa esa acción y con eso ya generó un clip de video que servirá en el entretiempo para mostrar por qué se produjo un error. El análisis en tiempo real también puede ser útil para demostrar lo que un equipo está haciendo bien: la tecnología es neutral, dependerá del mensaje que el entrenador quiera dar en los 15 minutos de descanso. Hasta entonces cada situación que hubo que ajustar se resolvió con una comunicación por handy con el ayudante de campo. La mirada del juego desde arriba, con el recurso del video en vivo, ofrece una mejor perspectiva que la que se tiene desde el banco. Esas dos personas saben lo que el equipo tenía que hacer y no logra concretar. Es la suma de la mirada táctica desde lo alto y la información confidencial

Cuando está por terminar el primer tiempo, en analista de rendimiento cierra su Mac y corre escaleras abajo para ir al vestuario. La multitud ignora que esa persona que busca la salida avanza con conclusiones que pueden ser valiosas. Desde Rusia 2018, la FIFA autoriza el envío de datos en tiempo real al banco de suplentes, pero nuestros estadios no garantizan una conectividad robusta como para transmitir a tiempo las observaciones clasificadas por el analista.

Su compañero se queda en la cabina para continuar con su tarea. "Este partido todavía no terminó, pero el técnico ya tiene para el entrenamiento de mañana todos los clips de la pelota parada del rival del próximo partido. Esto no para nunca", comenta en el entretiempo. Tecnología y análisis del juego. Esto también está pasando en las canchas argentinas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.