Apuestas en el tenis: posan la lupa en América, hay nuevos detenidos y aparece un "Maestro" criminal

Mick Lescure, uno de los tenistas franceses interrogados
Mick Lescure, uno de los tenistas franceses interrogados
Sebastián Torok
(0)
21 de marzo de 2019  • 19:30

Siete jugadores de tenis franceses fueron puestos bajo custodia, en el marco de una trascendental investigación internacional que nació en Bélgica vinculada a una red criminal de origen armenio sospechada de manipular el resultado de cientos de partidos y relacionada con las apuestas. El operativo ya provocó, en enero pasado, una primera tanda de detenciones en Francia.

Según publicó el diario L'Equipe, los jugadores declararon el martes pasado ante los investigadores del Servicio Central de Carreras y Juegos (SCCJ) de la dirección central de la policía judicial. Cinco de ellos admitieron haberse dejado perder partidos o sets a cambio de dinero. El caso es un ejemplo más dentro de un escenario oscuro, complejo y denunciado, en febrero pasado en LA NACION, por el tenista argentino Marco Trungelliti, víctima de un intento de soborno.

Algunas horas después de las audiencias citadas, los tenistas fueron liberados, aunque pronto volverán a ser citados a declarar. Los interrogatorios, realizados por solicitud de las autoridades judiciales belgas, se suman a las primeras diez audiencias realizadas desde mediados de enero pasado. En total, diecisiete jugadores, incluida una mujer, fueron indagados por la policía francesa en este caso de corrupción deportiva, "sin precedentes en el tenis, y el alcance aún no se ha establecido". Hasta el FBI se sumó a las averiguaciones.

Marcos Trungelliti fue quien denunció a LA NACION ser víctima de un intento de sobornos
Marcos Trungelliti fue quien denunció a LA NACION ser víctima de un intento de sobornos Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Los primeros arrestos se hicieron en enero en Francia y, en ese momento, cuatro jugadores clasificados por encima de los 480 del ranking de la ATP, habían sido investigados durante mucho tiempo. Uno de ellos, Mick Lescure, 487° del mundo en 2018, admitió haber aceptado perder entre "veinte y treinta partidos" en las últimas temporadas, a cambio de dinero durante torneos de Challengers y Futures, la segunda y tercera categoría del tenis profesional.

Otras dos audiencias se realizaron durante los primeros días del mes actual, en las cuales se interrogó a seis jugadores sobre sus posibles vínculos con Grigor Sargsyan, domiciliado en Bruselas, presentado como el principal presunto organizador de estas redes. Sargsyan, apodado "Maestro" y de nacionalidad armenia, permanece bajo custodia domiciliaria, con un brazalete electrónico.

"El dinero pagado a los jugadores cómplices por cada partido perdido puede variar entre 600 y 2000 euros, incluso más (...) Nos enfrentamos a una red altamente organizada que ha generado casi 100.000 euros en ganancias al mes a través de miles de partidos en todo el mundo", es uno de los testimonios que publicó L'Equipe. "Este caso va mucho más allá de las fronteras de Bélgica y Francia", le dijo al diario francés una fuente vinculada al caso. Alemania, Bulgaria, Estados Unidos, Holanda, Eslovaquia y Egipto también tienen jugadores investigados. "El continente americano también parece particularmente preocupado por este asunto. Cincuenta profesionales y entrenadores podrían ser llamados pronto", sentenció la fuente en L'Equipe.

La mafia de las apuestas y los arreglos de partidos en el tenis mueve millones de dólares y suele aprovecharse de los jugadores que mayores limitaciones económicas tienen para desarrollarse dentro del profesionalismo. El 10 de febrero pasado, el argentino Trungelliti (actual 114° de ATP) reveló, en LA NACION, el intento de soborno que sufrió en 2015 a través de una red de partidos arreglados y apuestas, que denunció y, según el santiagueño, generó que algunos jugadores argentinos sancionados a partir de esa investigación lo hostigaran. Trungelliti dijo, además, que en los Futures y los Challengers son donde se observan las mayores irregularidades y donde más desprotegidos están. "Allí, los arreglos y las apuestas son como barra libre".

El problema parece estar lejos de solucionarse. "Tal vez deberían prohibir las apuestas en los torneos más pequeños", comentó Jerome Inzerillo. ¿Quién es? Un extenista francés, de 29 años, campeón en dobles del US Open junior 2007, pero nunca clasificado por encima del puesto 354° de ATP. El 15 de enero pasado fue interrogado por la policía y pasó 36 horas detenido. El exdeportista, oriundo de Marsella, en las últimas horas se presentó en la redacción de L'Equipe junto con su abogado y aseguró que es inocente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.