Astrada: "No renuncié, fui despedido"

El ex entrenador de Rosario Central culpó al grupo inversor que maneja el club por su alejamiento; "ellos no están cómodos con nosotros", aseguró; la hinchada apoyó al DT
(0)
26 de julio de 2006  • 00:58

ROSARIO.- El entrenador de Rosario Central, Leonardo Astrada, renunció a su cargo a diez días del comienzo de la temporada oficial por diferencias con el actual director deportivo del club, el ex defensor Horacio Carbonari.

"No es cierto que renuncié, como dicen. La dirigencia le dio prioridad al grupo inversor y como éstos no están conformes con nuestro trabajo, lamentablemente fuimos despedidos", señaló Astrada en una conferencia de prensa en el Hotel Holiday Inn de esta ciudad, hasta donde se acercaron unos cien simpatizantes canallas para apoyar al ex DT de River. El principal candidato a sucederlo, que será elegido por los inversores, es Néstor Gorosito. Más atrás figuran Edgardo Bauza (anoche hubo contactos) y Francisco Ferraro.

"No hay posibilidad de que me quede mientras esté el grupo inversor de por medio", insistió el DT, que contaba con el respaldo de la mayoría del plantel. Durante la práctica de ayer, el Kily González sintetizó el momento de Central así: "Esto es un qui... Lo fundamental es arreglar las cosas cuanto antes porque el campeonato empieza en unos días".

"Lo más fácil en este momento es tirarnos todo el fardo a nosotros. Nosotros tuvimos una reunión con los dirigentes y ellos nos expresaron su necesidad de seguir relacionados con el grupo inversor, pero que ellos no se sentían cómodos con nosotros", aseguró Astrada.

"Estoy dolido por como se dio la situación, no esperaba esta decisión. Creímos en el potencial que tenían los jugadores y trabajamos para ser candidatos, pero no pudimos", concluyó el entrenador.

El tema de los refuerzos del plantel fue lo que produjo el cortocircuito entre Astrada y Carbonari, símbolo de la institución, que habría amenazado con dejar su cargo si continúa el ex River Plate.

Astrada le elevó a los dirigentes una lista con los nombres deseados para reforzar la defensa pero la Comisión Directiva prescindió de esos candidatos y acercó al central paraguayo Héctor Vidal Sosa, facilitado por un grupo inversor del que Carbonari formaría parte.

Esa situación, sumada a la demora por la llegada del resto de las incorporaciones, acabó con la paciencia de Astrada, que decidió alejarse de Rosario Central.

Apoyo de la hinchada. Los hinchas del club rosarino se hicieron presentes en el salón de la conferencia y corearon a viva voz el nombre de Astrada, pidiendo su continuidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.