El Nacional B. Atlanta cambió el rumbo en un minuto