Alivio. Atlético de Rafaela desató un festejo después de tanta angustia