"Catástrofe" y las 40 sobrevivientes: el Mundial de atletismo empezó sin público y con altas temperaturas hasta en la madrugada

Fuente: Reuters
(0)
28 de septiembre de 2019  • 14:21

DOHA (AFP).- "Cuarenta mujeres sobreviven al maratón más duro de la historia", tituló el diario español El País. "Todo vemos que es una catástrofe", destacó el francés Kevin Mayer, plusmarquista mundial de declatlón. El combo de las altas temperaturas y la baja afluencia de espectadores en el estadio Khalifa pusieron contra las cuerdas a un Mundial de atletismo que solo lleva dos días de competencia.

"Todo vemos que es una catástrofe, sin público en las tribunas. Y el calor no ayuda: hubo casi treinta abandonos en el maratón femenino (madrugada del viernes al sábado). Es triste. Hay que dejar la razón y centrarse en la pasión", apuntó Mayer. Y añadió: "Organizando este Mundial aquí no se ha puesto a los atletas en primer lugar, se les ha puesto en dificultades. Nos toca esforzarnos, pero lo que es seguro es que no tenemos para nada las condiciones para conseguir grandes marcas".

La llegada de la keniata Ruth Chepngetich, la ganadora de una prueba disputada en la madrugada qatarí
La llegada de la keniata Ruth Chepngetich, la ganadora de una prueba disputada en la madrugada qatarí Fuente: Reuters

El impacto del maratón femenino fue por la cantidad de abandonos, en una carrera que se inició a las 23.59 del viernes, con la idea de que las atletas no sufran por el calor. Pero no alcanzó.. De las 68 participantes del maratón femenino, disputado con un calor sofocante en Doha (32 grados centígrados en horario nocturno y con 73% de humedad), 28 competidoras abandonaron durante la madrugada. Y la última en llegar, la costarricense Gabriela Traña, cruzó la meta a más de tres cuartos de hora de la ganadora del oro, la keniata Ruth Chepngetich (2h32m43s).

"Fue un maratón disputado en condiciones contrarias a la salud, el deporte y el valor de la competición. No había ni un espectador al que no le dominara cierta tristeza reforzada por la rabia al ver el sacrificio, casi humillación, que se imponía a algunas de las mejores atletas del mundo", destacó El País. Y citó las duras palabras de la bielorrusa Volha Mazuronak, quinta clasificada: "La humedad mata. No hay aire para respirar. Pensé que no terminaría. Ha sido una falta de respeto para las deportistas. Un puñado de dirigentes se reunieron y decidieron traer aquí los campeonatos, pero ellos están sentados con aire acondicionado. O dormidos".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.