4x4: Schumacher sigue invicto

En Imola, el alemán y su Ferrari volvieron a demostrar que, por ahora, no tienen rivales y se llevaron el cuarto éxito del año, en igual cantidad de carreras; Button (BAR) quedó 2º, y Montoya (Williams) finalizó 3º
(0)
26 de abril de 2004  

IMOLA.– Habrá que buscarle la vuelta a esta monótona Fórmula 1 de hoy. Será tarea de sus dirigentes, constructores y pilotos terminar con tanta hegemonía. Por ahora, las voluntades siguen chocando con la realidad y, una vez más, el alemán Michael Schumacher y su Ferrari realizaron un paseo triunfal para ganar, sin oposición alguna, el GP de San Marino, realizado ayer aquí por la 4a fecha del Mundial.

Cuatro triunfos sobre otras tantas competencias marcan a las claras que Schummy marcha sin contratiempos hacia su séptimo título. Aun cuando en la clasificación se le escapó la pole position (que fue a manos del británico Jenson Button, ayer segundo con su BAR), el campeón no tuvo mayores inconvenientes en volver a vencer. Ni siquiera tuvo que esforzarse en superar a Button, lo que al menos le hubiera otorgado algo de emoción a la carrera. Es que el trabajo más veloz de sus mecánicos en los boxes durante el primer reabastecimiento, sumado a una serie de vueltas rápidas de la Ferrari, le permitieron a Schumacher pasar al primer lugar sin problemas desde el 9° giro.

Después, hasta el final, Schumy se dedicó a ampliar su ventaja y Button, con un manejo prolijo, a conservar su posición de inmediato escolta y a cumplir prolijamente con las paradas que aún le quedaban por realizar.

El momento de mayor tensión se vivió en los primeros metros. Button salió disparado hacia la punta y hasta logró cierta distancia con el resto, pero detrás de él se originó la gran controversia del día. Fue –una vez más– entre el ganador y el colombiano Juan Pablo Montoya (Williams-BMW, 3ero), cuando éste intentó superar a Schumacher por afuera, pero la Ferrari no le dio espacio en una curva y el Williams tuvo que circular por el pasto al no encontrar lugar en el asfalto. Inmediatamente, Ralf Schumacher, compañero de Montoya, trató de sacar provecho de la situación y adelantarse a su coequipier, lo que no sólo no consiguió, sino que también corrió el riesgo de irse afuera.

Schumy aparte, los Renault se mostraron bastante competitivos y tanto Fernando Alonso (4°) como Jarno Trulli (5°) pudieron dejar atrás al descolorido brasileño Rubens Barrichello, muy lejos de lo que de él se esperaba. Ralf llegó séptimo, perjudicado por un toque con Alonso, cuando quiso cerrar la marcha del español, que ya le había puesto el coche a la par y lo estaba superando por la parte interna.

Los McLaren tuvieron otra tarde de frustración y el punto logrado por el finlandés Kimi Raikkonen –partió penúltimo– no alcanzó para tapar la amargura de este mal momento en el team de Ron Dennis. Tanto Raikkonen como David Coulthard (12°) finalizaron a un giro del ganador, algo impensado para un equipo que, en su momento, fue el rival de mayor cuidado de Ferrari.

Pasó otra competencia de Fórmula 1 y Michael Schumacher volvió a demostrar que su poderío no sabe de compasión por el resto. Ahora, tras el triunfo N° 74 de su historial en la máxima categoría, va por otro récord: igualar la mejor serie de victorias consecutivas desde el comienzo de un campeonato (cinco), que tiene Nigel Mansell desde 1992. Y nada hace prever que le resultará imposible conseguirlo y superarlo.

"Que nadie se apresure y piense que voy a ganar los 18 GP del año", advirtió el campeón, después de imponerse en la apertura del año, en Australia. ¿No habrá sido él el apresurado?

  • "Button será campeón"

    David Richards, jefe del equipo BAR, pronosticó que su team podrá luchar por el título mundial en un par de temporadas. "Estaremos muy bien la próxima temporada y mejor aún en la siguiente. Para ese entonces, Jenson Button será campeón del mundo", expresó.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.