Automovilismo / El GP de Italia de Fórmula 1. A Schumacher no hay quien lo detenga