Acento criollo en la Fórmula 1

La argentina Gabriela Elizalde Mills se desempeña en el team Renault: "Es sorprendente que más de 800 personas trabajen para que sólo dos coches corran"
La argentina Gabriela Elizalde Mills se desempeña en el team Renault: "Es sorprendente que más de 800 personas trabajen para que sólo dos coches corran"
Roberto Berasategui
(0)
28 de septiembre de 2005  

Desborda simpatía. Siempre. Con una amplia sonrisa se mueve de aquí para allá dentro del equipo Renault, de Fórmula 1. En medio de los festejos en el box del autódromo de San Pablo, donde los integrantes del team celebraban la conquista del español Fernando Alonso, estaba ella, una de las tantas mujeres que se desenvuelven allí. La argentina Gabriel Elizalde Mills se encarga de un sector del grupo de marketing. Un trabajo distinto y fascinante, cerca del gran circo de la velocidad y del nuevo campeón mundial.

"Para mí es paradisíaco trabajar aquí. Hay un gran sentido de equipo, una gran familia. Se pasan muchas horas viajando y conviviendo con muchos compañeros, eso hace que la relación sea mucho más fuerte que en otro lugar. Yo trabajo en Enstone, el centro tecnológico de Inglaterra, cerca de Oxford, y para mí fue un cambio rotundo. Viví en Buenos Aires y en Londres, ciudades enormes, y pasé a ésta fábrica, que está en el medio de la campiña. Desde los ventanales de la oficina veo los conejos en los campos y los faisanes", relata con pasión Gabriela, de 33 años.

Su llegada al automovilismo se produjo en la Argentina. Aquí se desempeñó en la productora que televisaba la F.1 por Telefé y participó en la organización de los GP de la Argentina, desde 1995.

"Quise probar suerte y viajé a Inglaterra. Me costó acostumbrarme a una cultura diferente. Busqué oportunidades dentro de la F.1, hasta que mi primera oportunidad llegó en el departamento de prensa del entonces Ford Motorsport (Stewart Grand Prix). Luego pasé a British American Tobacco (tabacalera dueña del equipo BAR), y en servicios de marketing y organización de eventos para MCI (empresa de telecomunicaciones, que patrocinaba a Williams-BMW). Cuando Telefónica de España arribó al equipo Renault, un ex compañero de Ford me convocó para trabajar en su equipo de marketing", agrega la argentina, casada con un inglés y que antes del GP de Brasil del domingo último pasó por el país para visitar a sus seres queridos.

-¿Qué es lo más llamativo de trabajar en la F.1, donde todo parece ser glamour y placer?

-Para mí lo más sorprendente es que más de 800 personas trabajen para que dos coches corran en 19 circuitos del mundo. Es increíble.

-¿Cuántos trabajan allí?

-Somos casi 800. Hay 510 en Enstone, y 250 en Viry Chatillon (Francia), sin contar el departamento de coordinación corporativa de Renault en Francia.

-¿Y cuántas son mujeres?

-De los 510 empleados de Enstone hay 41 mujeres.

-¿Hay muchas presiones?

-Sí. Presiones por ganar, por ser los mejores, por tener un rendimiento parejo, por alcanzar la máxima ganancia y por la exposición para los patrocinantes.

-Fernando Alonso vive en Oxford, cerca de Enstone. ¿Trabajan seguido con él?

-Fernando tiene una agenda súper ocupada. Vive en Oxford, pero entre presentaciones para patrocinantes, entrenamientos, y carreras, creo que pasa poco tiempo en un lugar especifico. Lo vemos más en el período fuera de temporada de F.1. Uno de los momentos en el que más está es cuando se prueba la butaca, a comienzos de cada año. El es muy cálido. Nos saluda a cada uno de nosotros cuando nos visita.

-¿Y Flavio Briatore, el director?

-No tengo un trato diario con él. Me gusta su forma de manejar la empresa. Delega responsabilidades y confía en su gente, virtudes que no se encuentran habitualmente.

-Desde la trastienda de la F.1, ¿se extraña la Argentina?

-Mucho. A la familia y a los amigos. Durante una década pasaron muchas cosas en la Argentina que no las viví y eso aleja. Añoro el calor y los largos veranos.

Alonso celebró ayer en el equipo Renault

El flamante campeón mundial de F.1, el español Fernando Alonso, festejó ayer en una de las sedes del equipo Renault de Enstone, Inglaterra. La argentina Gabriela Elizalde Mills relató la celebración: "Después de cada carrera, en el equipo es costumbre hacer un análisis para toda la gente de la fábrica. Lo hace Pat Symonds (director ejecutivo de ingeniería) o Bob Bell (director técnico de Renault F1 Team, Enstone). Esta vez fue especial. En el centro de comunicaciones no cabía ni un alfiler. Todos tomamos champagne con frutillas".

Gabriela comentó a LA NACION más detalles de la fiesta: "Tras las palabras de Flavio Briatore y de Fernando, los empleados nos sacamos fotos con ellos y volvimos al cuerpo principal de la fábrica. Alonso se reía porque por los parlantes se escuchaba «que viva España» y la canción «Fernando», de Abba".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.