Carlos Sainz, con oficio y experiencia

El piloto español, con su Citroën Xsara, dominó la 1era etapa, que resultó un verdadero filtro por los abandonos, entre otros, del escocés Colin McRae y el argentino Marcos Ligato; el cordobés Gabriel Raies marcha 14º; hoy, la 2ª etapa
Roberto Berasategui
(0)
10 de mayo de 2003  

VILLA CARLOS PAZ.– Un filtro. Así se puede considerar la etapa inicial, en la que se produjeron muchos abandonos (25 tripulaciones ya quedaron al margen) y aún se discuten algunas decisiones por parte de las autoridades deportivas. En medio de tantos obstáculos presentados en la primera jornada de velocidad en las sierras, el español Carlos Sainz, con un Citroën Xsara, fue el más astuto: sorteó los problemas y con experiencia y oficio domina el Rally de la República Argentina, quinta fecha del Campeonato Mundial de la especialidad.

En la teoría, el equipo Citroën no aparece como el mejor para correr sobre la superficie cordobesa, caracterizada por los caminos de tierra sinuosos. El asfalto es el mejor lugar para la marca francesa, pero con un andar seguro, y sin desesperarse por los tiempos, tomó una considerada ventaja por sobre sus perseguidores.

Los pronósticos vaticinaban que los Peugeot iban a mostrar cierta superioridad frente a sus rivales. Pero no fue así. Es más, problemas mecánicos los retrasaron. El campeón mundial, el finlandés Marcus Gronholm, hizo un trompo con el 206 WRC en el tramo especial número 9, Ascochinga-La Cumbre, y pegó contra una roca (rompió la suspensión delantera), por lo que perdió posiciones, hasta el sexto lugar. El inglés Richard Burns ya había sufrido un retraso al comienzo de la jornada, y descontó tiempo en el resto del día. Ahora se ubica tercero, a 40s1/10 de Sainz.

Pero los inconvenientes no fueron exclusivos de Peugeot. Citroën tuvo el sabor agridulce de contar con el líder de la competencia y un auto incendiado. El escocés Colin McRae abandonó en el tramo número 9 y el desperfecto del diferencial originó el fuego que castigó al Xsara. Además, el incendio tomó parte del lugar y un avión hidrante lo apagó.

El finlandés Tommi Makinen (Subaru Impreza) corrió con la caja de velocidades trabada en los tramos 8 y 9, mientras que el Ford Focus del piloto de Estonia Markko Martin tuvo el mismo inconveniente. En el parque de asistencia, ubicado en La Cumbre, fue llamativo ver a los mecánicos trabajar en el auto dañado. Apenas diez personas necesitaron quince minutos para cambiar la caja de velocidades. Sorprendente.

El otro Subaru, el del noruego Petter Solberg, volcó por la mañana, pero continuó en la carrera y se mantiene en el séptimo puesto.

Al margen de los caprichos de los fierros, también se originaron problemas con los registros oficiales. De hecho, el equipo oficial Peugeot presentó una denuncia a las autoridades deportivas por una diferencia en el tramo situado entre La Falda y Villa Giardino, donde, según el team francés, Gronholm debía tener 20 segundos menos de los que figuraban en la clasificación oficial. Revisado el asunto, los comisarios corrigieron el error y descontaron ese tiempo al campeón mundial.

Otra denuncia presentó el equipo Hyundai, al sostener que el alemán Armin Schwarz perdió tiempo cuando el Citroën incendiado de McRae quedó en medio del camino.

Al margen de los tiempos, la multitud se emocionó con el paso de Gabriel Raies, que se despide de la actividad profesional. El piloto cordobés, con un Toyota Corolla, peleó contra los problemas surgidos con la dirección y el diferencial. "La etapa fue muy dura y la de mañana (por hoy) también lo será. Con el paso de los coches se forman huellas y eso es más peligroso. Pero yo sé que tengo que mantener mi ritmo y que mi objetivo es llegar", comentó Raies, que en los tramos de enlace maneja con el brazo izquierdo en alto, fuera de la ventanilla, agradeciendo el cariño del público.

Sainz domina la escena. No tiene un auto contundente y se espera que hoy sus perseguidores salgan a atacarlo. La expectativa estará allí: ¿podrá el piloto de Madrid aguantar la presión? La segunda etapa será dura. Por lo visto ayer, habrá que cuidarse mucho para llegar con posibilidades mañana. Un desafío por demás atractivo.

El adiós de Ligato, otra frustraciónVILLA CARLOS PAZ (De un enviado especial).– Mala fortuna para los argentinos en el Rally. Al prematuro retiro de Gabriel Pozzo, que desertó sin largar por romper el motor de su Skoda Octavia, ayer se sumó Marcos Ligato.El cordobés (Misubishi Lancer del Grupo N) abandonó en el prime Nº 5, Villa Albertina-Ischilín, cuando tomó un lomo de burro demasiado rápido y al caer rompió el intercooler y el arranque.Otros argentinos quedaron al margen: Roberto Sánchez (Subaru), Luis Perez Companc (Mitsubishi) y la reconocida pareja Arturo-Camila Abella Nazar (Mitsubishi).

La actividad de hoy

VILLA CARLOS PAZ (De un enviado especial).– Hoy se hará la 2ª etapa del Rally de la Argentina. La actividad arrancará a las 6.40, con la salida del parque cerrado de esta ciudad. El primer especial se largará a las 8.33, en Capilla del Monte, rumbo a San Marcos Sierra, para luego seguir hacia Cuchi Corral.Pero la carrera tendrá nuevos tramos, como Carlos Paz-Cabalango y el trayecto renovado de Tanti-Cosquín. El recorrido total de hoy será de 480,97 kilómetros, de los cuales 153,79 serán de velocidad pura.

Los números detrás de los derrapes

VILLA CARLOS PAZ (De un enviado especial).– Mucha pasión. El gran motor del Rally de la República Argentina, único en el Campeonato Mundial por las curiosas características que se generan a los costados de los pintorescos caminos serranos: el inigualable seguimiento de los hinchas argentinos, que no se amilanan ante el frío, las noches de espera ni el barro y brindan un espectáculo sensacional.



Y aquel motor que sólo es impulsado por ese fanatismo tan arraigado en estas tierras también empuja un movimiento de dinero por demás importante para la economía de la región.



De acuerdo con las agrupaciones de comercio de la provincia de Córdoba, durante estos cuatro días de competencia se moverían cerca de 80 millones de pesos. Y hay datos que respaldan los cálculos. Desde el último miércoles los aviones provenientes de Buenos Aires llegan colmados al aeropuerto de Pajas Blancas, de la capital provincial.



Además, la capacidad hotelera de Villa Carlos Paz, La Falda y La Cumbre está agotada.Lo vivido anteanoche en el complejo Pro Racing, donde se realizaron los dos primeros superespeciales, fue sorprendente. Más de 45.000 personas, según las estimaciones oficiales, vivieron los primeros metros de la competencia y se recaudaron cerca de 500.000 pesos.



Y ayer, el movimiento en las rutas (principalmente la Nº 38, que pasa por La Cumbre y La Falda y la Nº 17, en Ongamira) fue multitudinario. Los chicos aprovecharon el paro docente en la provincia y se fueron a las sierras para observar la competencia.Pero no sólo de cordobeses se nutre este 23er Rally de la Argentina. El cambio monetario favorable para los extranjeros atrae a turistas de países limítrofes. Chilenos, brasileños, paraguayos y uruguayos también se mezclan con los hinchas locales.



Los ecuatorianos sorprenden con la numerosa presencia (se estima que llegaron 600 desde ese país) y algunas empresas de turismo promocionaron la carrera en España, con una oferta de 800 euros para gozar de la prueba durante cinco días de estada en la Argentina.



La organización, el Automóvil Club Argentino (ACA), estima que durante los cuatro días de competencia habrá 1.500.000 personas observando a los grandes protagonistas de la prueba mundial. Hasta el momento, la llegada de visitantes a la provincia alcanza a 40.000 personas, un 35 por ciento más que el registrado el año último.De acuerdo con las estimaciones oficiales, entre traslados, alojamiento y comida, cada turista extranjero gastará en la región 150 dólares por día. Al margen de las ganancias que logrará la organización con el patrocinio de importantes empresas, la economía de la provincia de Córdoba gozará de una refrescante y nada despreciable oxigenación. En definitiva, las ganancias de una redituable pasión.

Las cifras del furor

80.000.000 Es la cantidad de pesos que se moverían entre los cuatro días de competencia

1.500.000 Espectadores habrán observado la carrera, según estimaciones

500.000 Fueron los pesos recaudados en los dos superespeciales en el complejo Pro Racing, de Villa Carlos Paz

45.000 Personas presenciaron los superprimes en Villa Carlos Paz

40.000 Visitantes ingresaron en la provincia de Córdoba hasta ayer, un 35% más que en el año último

800 Euros es el valor de las agencias turísticas españolas para un viaje de cinco días al rally

600 Turistas llegaron sólo de Ecuador

150 La cantidad de dólares que, según cálculos, gastará por día cada turista extranjero

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.