Como en el fútbol, los pilotos de F1 elegirán un número y lo podrán mantener