Como lo soñó: Schumy hizo brillar a la nueva Ferrari

El campeón se impuso con el modelo F2003-GA y quedó a cuatro puntos de Kimi Raikkonen, que abandonó; Montmeló vibró con Fernando Alonso, segundo
(0)
5 de mayo de 2003  

BARCELONA.- Sin prisa, pero sin pausa. Así avanza el alemán Michael Schumacher en el campeonato mundial de Fórmula 1. Después de despedirse con una victoria de la Ferrari F2002 hace quince días en Imola, ayer, en el trazado de Montmeló, debutó con el nuevo modelo, el F2003-GA, y concretó lo soñado: ganó. Fue el segundo triunfo consecutivo del campeón, que se situó segundo en el certamen a sólo cuatro unidades del finlandés Kimi Raikkonen (McLaren), protagonista de un fin de semana para el olvido: largó desde el último lugar y su carrera se terminó a los pocos metros, cuando chocó desde atrás al brasileño Antonio Pizzonia (Jaguar).

Schumacher obtuvo su éxito número 66 y puso las cosas en su lugar , devolviéndole a la categoría buena parte las características que tuvo en 2002. Sólo el español Fernando Alonso (Renault) le aportó algo de emoción a la prueba, ya que nunca se despegó demasiado del ganador y peleó de igual a igual con la otra Ferrari, la de Rubens Barrichello, a quien le ganó el segundo lugar, consagrándose en su país y ante el delirio de los hinchas que no dejaron de vivarlo. La actuación de Alonso no tuvo fisuras, pero los 5s7/10 que lo separaron del ganador se debieron al plus de potencia del motor Ferrari 052, que llegó a los 325 km/h en la recta principal, una diferencia aún indescontable para el impulsor del Renault.

La partida estuvo plagada de incidentes. Al comentado de Raikkonen -que dejó al líder del mundial sin posibilidades-, se sumaron otros dos. Barrichello, en su afán por cerrar desesperadamente la marcha de los Renault, que se venían desde la segunda fila, casi toca a Schumy, que igual pudo irse adelante.

Casi simultáneamente, Jarno Trulli (Renault) se tocó con el escocés David Coulthard (McLaren), con un saldo negativo para ambos: mientras el italiano le dijo adiós a la competencia, Coulthard quedó último. Luego, recuperó hasta el undécimo puesto, pero un despiste en el giro 18 lo dejó a pie.

Mientras las Ferrari y los Renault diagramaron sus estrategias sobre la base de tres detenciones, Williams optó por dos,no obstante lo cual ni el colombiano Juan Pablo Montoya ni el alemán Ralf Schumacher se lucieron. Montoya se quejó de lo indócil que se comportó su auto y fue cuarto, mientras que Ralf, protagonista de cerrados duelos con Alonso y con el brasileño Cristiano Da Matta (Toyota), finalizó quinto tras desgastar hasta el límite a sus neumáticos.

Después de un comienzo de temprada que entusiasmó a sus seguidores, la F. 1 recuperó la cara del último año. Menos alternativas, menos lucha. Y Michael Schumacher siempre adelante de todos.

Los primeros puntos

Tres pilotos lograron ayer sus primeros puntos de 2003. Fueron Cristiano Da Matta (6°), Mark Webber (7°) y Ralph Firman (8°), con lo que ya son 16 (sobre 20) los corredores que sumaron. Aún no tienen unidades Panis, Pizzonia, Wilson y Verstappen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.