De cara al Gran Premio de China, Hamilton fue el más veloz en los entrenamientos