El Dakar pone primera

Mañana, desde el Obelisco, comenzará la gran carrera; los 373 participantes partirán rumbo a Colón; ayer hubo una multitud en La Rural y se esperan 250.000 personas en la largada
Roberto Berasategui
(0)
30 de diciembre de 2009  

Ya se vive el fenomenal entusiasmo que despierta el Dakar en la Argentina. Tras la asombrosa reacción popular en todo el país ante el paso de la caravana en enero de 2009, esta vez se advierte en La Rural el contagioso fervor del público, que desfiló de manera constante por el parque cerrado del predio palermitano.

Allí, los 373 competidores, entre autos, camiones, motos y cuatriciclos, ya comenzaron la gran carrera. No sólo la acción y el vértigo son exclusivos componentes del Dakar Argentina-Chile 2010. Cada participante debe someterse a exhaustivos controles técnicos, así como administrativos. Con stands similares a los levantados en la Feria del Libro, por ejemplo, cada piloto, navegante, auxiliar, periodista y todo aquel que complete el recorrido total de la prueba visita cada sitio para completar formularios, realizar la revisión médica y alistar los detalles de la travesía.

Luego del tedioso periplo dentro de los pabellones, cada tripulación sale con sus respectivas máquinas y se estaciona sobre la rampa, ante el público que asiste a La Rural, donde recibe el cariño y el reconocimiento popular -ayer estimado en 30.000 personas-, previo a la largada de mañana.

Por supuesto, los representantes nacionales se adueñan de los mayores aplausos. Ovaciones para Orly Terranova, con su Mitsubishi, y Marcos Patronelli, con su cuatriciclo Yamaha (a su hermano Alejandro, que no corrió en 2009, lo confundieron con él y también fue aplaudido), entre otros participantes.

El público no sólo observa a los protagonistas y los imponentes vehículos. Las empresas montaron originales espacios donde la gente se entretiene, participa de concursos, sorteos y promociones. Una suerte de gran kermese con el sello distintivo del Dakar.

Mañana comenzará la acción. Si bien desde el Obelisco, donde se esperan 250.000 personas, se realizará un tramo sólo de enlace hasta Colón, las máquinas se moverán de manera conjunta, como una suerte de estremecedor desfile.

En lo deportivo, la atracción estará en los grandes protagonistas. En autos, el poderoso equipo Volkswagen, con el español Carlos Sainz y el sudafricano Giniel De Villiers (ganador en 2009), el BMW del francés Stéphane Peterhansel (ganó en 9 oportunidades, 6 en moto) y el espectacular Hummer del norteamericano Robby Gordon. Las motos KTM de Cyril Despres y Marc Coma se defenderán ante el avance de otras marcas. Y Marcos Patronelli, el representante nacional en cuatriciclos, además del imponente andar de los camiones.

Todo está preparado. Un brindis fugaz hoy por la noche para alistarse a partir el primer día de 2010 con el anhelado Dakar.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.