Ferrari insiste en que no hizo nada ilegal

Montezemolo dijo que no se abolirán las órdenes de equipo
Montezemolo dijo que no se abolirán las órdenes de equipo
(0)
28 de junio de 2002  

MARANELLO, Italia.- "Lo que sucedió en el GP de Austria no volverá a repetirse, pero ello no significa que Ferrari no siga dando las órdenes de equipo pertinentes para mantener a salvo sus intereses". La frase, con total convicción y algo de enojo, la lanzó Luca di Montezemolo, presidente del equipo italiano, nada menos.

Después de que su equipo de F. 1 fuese multado en un millón de dólares por alterar las posiciones en el final del GP austríaco del 12 de mayo último, disputado en el autódromo A1 Ring (Rubens Barrichello dejó ganar a Michael Schumacher a metros de la línea de llegada), el mandamás ferrarista no se calló.

Para Montezemolo, su equipo no hizo nada ilegal al ordenarle a Barrichello, el segundo piloto, que disminuyera la velocidad en los metros finales para permitirle a Schumy, que pelea por el campeonato, sumar su primera victoria en ese circuito. Y la FIA (Federación Internacional del Automóvil) le dio de alguna manera la razón, ya que mantuvo la clasificación y sólo le aplicó un castigo económico.

"Siempre seguimos tácticas de equipo y continuaremos haciéndolo para evitar que nuestros pilotos puedan dañar nuestros intereses. Las órdenes de equipo siempre existieron en este deporte y siguen cumpliéndose normalmente", agregó Montezemolo.

La escudería defiende una posición que considera totalmente lógica. Y aún cuando muchos creen que esa acción supuso un desprestigio para la categoría, incluyendo a la FIA, Ferrari recuerda que no fue sancionado por esa orden, sino por cómo se llevó a cabo.

También admitió haber "aprendido la lección" tras la multa impuesta a su equipo por haber modificado el protocolo en la entrega de trofeos. Como se recordará, Schumacher le regaló a Barrichello el trofeo del primer lugar en el podio y el brasileño lo aceptó, así como subir al escalón más alto del podio pese a haber llegado segundo.

  • Pide ayuda. Una vez que escuchó las descargas de los integrantes del equipo Ferrari, Max Mosley (presidente de la FIA) descartó una sanción deportiva.
  • Si bien admitió no estar de acuerdo con la forma de emplear la táctica de Ferrari, Mosley reconoció que nada podría hacerse al respecto. "Fui el primero en sentirme indignado e impotente al ver cómo se resolvió la carrera sobre la línea de llegada", admitió, "pero la táctica que emplearon no fue ilegal".

    Con este panorama, la sanción fue por el intercambio de trofeos en el podio y no por lo sucedido en pista , que fue lo que molestó a la mayoría del público.

    Ahora, Mosley intentará recoger todo el apoyo que le sea posible de parte de los aficionados de la Fórmula 1 para que una acción como la sucedida en Spielberg no vuelva a repetirse.

    Según lo acordado en la FIA, la institución abrirá en los próximos días una sección especial dentro de su página de internet (www.fia.com) para que los simpatizantes de la categoría expresen sus opiniones sobre el hecho.

    "Si un equipo hace algo para ganar y no infringe ninguna norma, se le debe reconocer su derecho a hacerlo. Las órdenes de equipo son una cuestión compleja, pero está claro que lo sucedido en Austria no fue nada bueno desde el punto de vista deportivo. Queremos que la gente nos ayude a resolver qué podemos hacer nosotros ante situaciones como ésta", explicó Mosley.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.