Hamilton se quedó con el GP de Rusia y está cada vez más cerca del bicampeonato