Formula 1 y las 500 Indy: dos estilos que trascienden la velocidad