Gabriel Furlán se transformó en rey de Bahía Blanca