Hamilton se "aburre" y Ferrari llega lleno de críticas a la carrera más emblemática del año

Sebastian Vettel charla en Montecarlo con un miembro del equipo Alfa Romeo; el piloto alemán es uno de los principales apuntados en el mal momento de Ferrari.
Sebastian Vettel charla en Montecarlo con un miembro del equipo Alfa Romeo; el piloto alemán es uno de los principales apuntados en el mal momento de Ferrari. Fuente: AP
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
23 de mayo de 2019  • 01:15

En los últimos 39 años de Fórmula 1 (1980-2018), apenas dos pilotos fueron campeones de Fórmula 1 conduciendo coches Ferrari: Michael Schumacher (cinco veces) y Kimi Räikkönen (una). La escudería más importante de la categoría más importante necesita éxitos, y con urgencia. Y la pretemporada de este año, con Sebastian Vettel dominando claramente las sesiones de práctica en Montmeló, abrió una expectativa grande de derrocar a los todopoderosos Mercedes.

Como esos equipos de fútbol que funcionan bien en los torneos de verano y mal por los puntos en serio, Ferrari está decepcionando en el inicio del Mundial. Mientras Mercedes consiguió cinco 1-2 en las cinco competencias, la Scuderia lo escolta de lejos en el certamen ya a 96 puntos (217 contra 121) y hasta parece ir involucionando. De hecho, en el reciente Gran Premio de España ni siquiera alcanzó el podio.

Así llega a la fecha más especial del calendario, Mónaco, que hoy ofrecerá los primeros entrenamientos: con críticas impiadosas de la prensa italiana y, para colmo, con malas perspectivas para la carrera que más quieren ganar todos, porque el SF90, muy rápido en las rectas largas, rinde poco en las curvas lentas, justo las que abundan en Montecarlo.

Alguien se animó a verbalizar los pronósticos. Helmut Marko, asesor de Red Bull, el perseguidor de Ferrari en pos del segundo puesto de Constructores (87 unidades), proyectó lo que sucederá frente al Mediterráneo: "Si Ferrari no logra generar carga aerodinámica y tracción durante este fin de semana, probablemente Sebastian Vettel y Charles Leclerc podrán ser apenas sextos o séptimos en Mónaco. La debilidad del equipo italiano quedó clara en el último sector de Barcelona, que es muy parecido a Montecarlo. Su unidad de potencia es buena, pero carece de carga aerodinámica y de tracción. Mercedes tiene una mayor distancia entre ejes, de modo que tendrá ventaja en Mónaco. Son unos animales de la tracción".

Para 2019, Ferrari despidió a su jefe de equipo, Maurizio Arrivabene, y puso en su lugar al jefe de motores, Mattia Binotto. Ciertamente, los impulsores italianos están brillando, con altísimas velocidades de punta... algo que en el tránsito lento en las calles del principado casi no tiene importancia. En contrapartida, los SF90 son coches poco ágiles en los giros a baja velocidad, existen algunas fallas en las decisiones en boxes (tipo de neumáticos por usar) y no ayudan las pujas y obstrucciones en la pista entre Vettel y Charles Leclerc, que se dan casi permanentemente, auto contra auto, al menos por ahora sin roces.

El monegasco Charles Leclerc cumple un sueño al participar en el gran premio de su país; el muchacho de 21 años compite mano a mano con su compañero Vettel, pero lejos de los dominantes Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas.
El monegasco Charles Leclerc cumple un sueño al participar en el gran premio de su país; el muchacho de 21 años compite mano a mano con su compañero Vettel, pero lejos de los dominantes Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. Fuente: AP

Encima, el periodismo italiano, apasionado por este deporte, es implacable. Siempre lo ha sido, por cierto, pero en circunstancias como esta se vuelve extremo. "El campeón de la pretemporada se derrite como una medusa varada en el sol de agosto cuando la situación se pone complicada. Después de cinco carreras [...], no saben por qué el coche no funciona. Obviamente, no saben qué camino tomar", castigó el prestigioso diario romano La Repubblica, citado por F1aldia.com. "Mercedes ya está muy lejos", sentenció a su vez La Stampa, de Turín, la ciudad donde posee su sede FIAT, la empresa madre de Ferrari.

Para La Gazzetta Dello Sport, "una vez más, Max Verstappen se ha burlado" de Ferrari con ese tercer puesto en España, y la alarma en el equipo rojo suena ahora más fuerte porque el joven holandés viene haciéndose más competitivo, mientras su compañero Pierre Gasly empieza a rendir más decorosamente y es una amenaza potencial.

Hay más de esa severidad periodística. "Noche oscura para la casa de Maranello, [...] testigo impotente del dominio indiscutible de Mercedes [...]. Parece que ni Binotto ni su equipo tienen ideas para salir pronto de esta situación", observó Il Giornale, mientras Corriere Della Sera advirtió: "El juicio de Ferrari puede comenzar, ya que no pasó nada en Montmeló. [...] Son problemas secundarios [...] los duelos [...] entre sus dos pilotos. Una guerra entre los pobres no interesa a nadie. El tiempo está acabándose y la racha de victorias de Mercedes podría extenderse de forma desproporcionada. Esto no sirve".

A Lewis Hamilton -aquí, en los boxes de Mónaco- nunca le faltan buenas máquinas; para el campeón, el W10 es "fantástico, el mejor auto" que ha fabricado Mercedes.
A Lewis Hamilton -aquí, en los boxes de Mónaco- nunca le faltan buenas máquinas; para el campeón, el W10 es "fantástico, el mejor auto" que ha fabricado Mercedes. Crédito: DPA/David Davies

A todo esto, tal es la supremacía del conjunto alemán con sede en Brackley (Inglaterra) que el propio Lewis Hamilton parece aburrirse. De hecho, por primera vez Valtteri Bottas, su compañero, es un adversario más poderoso que Vettel, que los Ferrari. "La verdad es que no es tan divertido como cuando uno lucha contra otro equipo. De eso va la Fórmula 1; la parte emocionante es competir contra una o dos escuderías. Cuando no se tiene esa posibilidad, no es una competición tan emocionante. La Fórmula 1 no debería ser la competición de un solo equipo, pero así es ahora y así ha sido también en el pasado", lamentó el campeón y líder del Mundial (112 puntos, contra 105 del finlandés).

Que aparece tan poco entretenido como muy optimista en el certamen: "Los Red Bull han mejorado su motor [Honda] en esta temporada, pero parece que el coche no es tan bueno en comparación con los últimos años. Ferrari tiene buena potencia, pero pierde en otras áreas. Lo cierto es que Mercedes es el equipo más fuerte que ha habido nunca. El W10 es fantástico, el mejor auto que hemos fabricado", aseveró el inglés, favorito, claro, en Mónaco, un circuito que, si nada imprevisto sucede, apunta a ser otro suplicio para Ferrari este año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.