Hernández: el gran regreso al Turismo Carretera

Roberto Berasategui
(0)
30 de enero de 2002  

El número 85 vuelve a lucir a los costados de Ford al igual que en la temporada 1993, cuando obtuvo el campeonato. El protagonista es el mismo y las intenciones de lograr el título se mantienen intactas. Walter Hernández vuelve al Turismo Carretera. Es el regreso más esperado, junto con el de Juan María Traverso (si lo concreta) y el ex campeón conoce las presiones. Hernández impone su carácter. En su momento se fue de la categoría más popular en desacuerdo con los dirigentes. Poco le importó las consecuencias y fiel a sus convicciones, se alejó sin medias tintas.

-¿Qué determinó tu vuelta al TC?

-Observé la categoría y hubo un cambio importante, hay transparencia. Me gustó mucho el proyecto. Es un equipo muy profesional, hay una gran diferencia desde cuando yo había dejado la categoría. Espero ser protagonista y pelear el campeonato. Es una categoría que siempre me gustó, que me acerca al calor de la gente. Tengo las mismas ganas o más de cuando empecé.

-¿Cuáles son esos cambios?

-La categoría cambió mucho, es netamente profesional y yo, que corro en TC 2000, no vi muchas diferencias.

-¿Qué sensaciones tuviste con el Ford?

-Ya probamos diferentes puestas a punto. Sacamos conclusiones muy buenas de un auto que tenía 100 kilos de lastre de más. Dimos unas 250 vueltas de prueba y no tuvimos inconvenientes. Hubo un gran entendimiento en el equipo y los resultados van a llegar. Ensayamos en La Plata, Nueve de Julio y Olavarría.

-Sos un gran candidato al título.

-La base está. Pero hay un dicho en el campo que dice que se puede comprar la vaca campeona, pero después no se sale campeón. Nuestro equipo es el más completo.

Hernández también fue el gran candidato para ganar el campeonato de Turismo Competición 2000 el año último. Pasó de Volkswagen a Ford y de la mano de Oreste Berta se convirtió en el número puesto para obtener el título. Pero los resultados mostraron otra realidad. La corona fue para su compañero, Gabriel Ponce de León y Walter se quedó con el subcampeonato.

-¿Estás arrepentido en algo?

-Creo que hice los pasos en el momento justo. El equipo VW y Maldonado me dieron la oportunidad de consagrarme en el TC 2000. Hicimos años muy buenos y con buenos resultados también.

-Pero no saliste campeón.

-Fue bueno para mi trayectoria y malo para encarar el año, ya que esperaba el título. En general es bueno porque estoy entre los mejores.

-¿Te sorprendió la definición del título en favor de Ponce de León?

-Tuve inconvenientes como pinchaduras de neumáticos. Hay que ser muy parejo para lograr un campeonato debido a la paridad que hay en el TC 2000.

-El sabor que te deja este campeonato no es el mismo que el que te dejó en 1997, cuando fuiste subcampeón en una definición fuera de las pistas.

-Seguro. Ponce de León me lo ganó bien y en 1997 insisto que lo gané yo.

-¿Te sentiste presionado por tu condición y por el equipo al que llegabas?

-No. De lo contrario hubiera cometido muchos errores.

-¿No te sentís el gran derrotado?

-Para nada. Esto será el trampolín para la corona del año próximo con el Focus.

-Contame de la prueba con el Focus.

-Fueron muy buenas. Va muy bien con el reglamento nuevo.

-¿Cuáles son las diferencia entre el Escort y el Focus?

-Son dos autos muy diferentes. El Focus se adapta en lo rápido del circuito y el Escort es muy parejo. Con el Focus hay que trabajar en el tránsito lento.

-¿Sos consciente de tu imagen para el público en general?

-En el deporte se demuestra lo que se es en la vida. Trato de manejarme lo mejor posible y ser lo más honesto posible.

Nacido hace 36 años en Nicanor Otamendi, Walter se dedica a la empresa familiar, que posee en su ciudad bonaerense. "Tenemos una empresa agrícola. Nos abocamos a la producción de papa para consumo y semillas. Distribuimos a varios supermercados en todo el país. Además tenemos cabañas para crianza de Aberdeen Angus.

-¿Es una ventaja para un piloto no vivir sólo del automovilismo?

-Creo que sí. Igual hay que lograr lo mejor para el equipo. Yo estoy contratado y trabajo en función de eso.

-¿Qué aporta y que quita el automovilismo?

-En mi caso tuve la fortuna de que se ma abran las puertas en mi país. Que la gente me conozca en muchos lugares. Eso es impagable. Por supuesto que al dedicarme de manera profesional no pude compartir mucho tiempo con mi familia.

-¿Algún rival?

-Todos son rivales.

-¿Y si vuelve Traverso al TC?

-Traverso es un fuera de serie. Es muy inteligente y puede sacar un resultado inesperado en cualquier momento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?