La admiración de los pilotos argentinos

(0)
30 de abril de 2004  

Es difícil encontrar pilotos que expresen abiertamente la admiración por un rival. En un deporte extremadamente individualista, los celos y los cuidados por no brindar información, sorprende la admiración que despierta la imagen de Ayrton Senna. No sólo pasó con Juan Manuel Fangio, que siempre decía que el brasileño era el único piloto que podía batir su récord de cinco títulos mundiales. Los argentinos que fueron rivales del paulista lo recuerdan con respeto y admiten su superioridad técnica.

Víctor Rosso, propietario del equipo Honda, de TC 2000, no olvida aquellas jornadas en las que trataba de superar al paulista en la Fórmula Ford 2000 europea, en 1982: "A mí no me hizo muy bien competir con Ayrton, porque yo quería ganarle, no podía, y me dolía. Hasta llegó un punto que me interesaba correr para vencerlo a él, nada más, casi sin importar lo que sucedía con el resto. Después, con el tiempo, Senna demostró ser un piloto de otra categoría, de esos que aparecen una vez cada mil años".

Henry Martin, ex campeón de TC 2000 y actual piloto de Turismo Carretera y de Top Race, recordó aquellos años de karting, en los que compartió muchas jornadas con el brasileño, hasta darle lugar en su propia casa cuando se disputó una fecha en el entonces autódromo cuyano El Zonda: "Era un piloto sumamente seguro de lo que hacía. De esos que uno cree que jamás le pasara algo. Siempre fue muy tímido y recuerdo cuando vino a correr karting. Ya se veía que tenía algo especial. En 1978, yo fui subcampeón y el título lo ganó él".

Enrique Mansilla, que tuvo el privilegio de haber sido compañero de Senna en la Fórmula Ford 1600 británica. "Tuve el privilegio de haberle ganado algunas carreras a Ayrton. Era un gran tipo y un piloto excepcional. Nunca sabías por dónde se tiraba para pasar. Aunque era casi imposible seguirlo si él iba adelante", comentó Quique.

Esa buena relación no fue tal en una carrera en la que Mansilla y Senna terminaron a las trompadas: "Una vez el trató de pasarme por afuera. Era en la última vuelta y yo lo toqué y se fue afuera. Nunca lo había visto así y la policía nos separó. Después de ese hecho, no nos hablamos durante varios meses, hasta que todo quedó en el olvido".

Luis Belloso, responsable del equipo Renault de TC 2000, y Gustavo Der Ohanessian, que conducirá el debut del Fiat Stilo en esa categoría en la próxima fecha, también fueron rivales de Senna cuando comenzaban sus respectivas carreras en el karting sudamericano, a finales de la década de los 80.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.