Nico Rosberg no detiene su marcha: festejó en casa con un triunfo en Alemania