Ortelli saldó su deuda y se reencontró con el triunfo

Tras las controversias de las últimas fechas, el ex campeón regresó a la victoria; en 2009 fue su último éxito en la pista; Werner (Ford) y Angelini (Dodge), en el podio
Roberto Berasategui
(0)
25 de noviembre de 2013  

"Tantas pegan en el palo que alguna tiene que entrar", comentaba con una amplia sonrisa Guillermo Ortelli, que pese a ser el piloto en actividad más ganador del Turismo Carretera (junto con Omar Martínez acumula 28 victorias), la sensación de ganar no se repite, más allá de la reiteración de éxitos.

Es cierto, no fue un triunfo más para el piloto de Chevrolet. Ni por los números ni por aquello que se apega a los sentimientos y a la personalidad de cada piloto. En este caso, para Ortelli fue ponerle freno a una racha negativa en el Turismo Carretera, ya que en la pista no ganaba desde la competencia de Nueve de Julio de 2009, aunque las estadísticas indiquen que su último triunfo fue en 2011, en aquella carrera en la que fue desclasificado Gabriel Ponce de León y el piloto de Salto, segundo en el circuito, heredó el triunfo.

Pero también hay vivencias y sensaciones. En lo personal, porque su hijo Matías, justo en el momento en el que su padre estaba disputando la penúltima fecha de la temporada, estaba tomando su primera comunión. "Esta profesión siempre deja a uno la sensación de quedar en deuda con la gente que más quiere. Y hoy era un día muy especial para toda la familia. Al menos le puedo regalar un triunfo", comentó emocionado su padre, a más de 1300 kilómetros de la celebración de su hijo.

En lo deportivo, también tiene su significado. Más allá de la racha negativa, Ortelli fue protagonista de diversas situaciones controvertidas. Desde aquel toque a Matías Rossi a sólo 700 metros de la bandera a cuadros, en San Luis, hasta las maniobras que quedaron en la sospecha de varios, por los sobrepasos de Diego Aventín (Ford).

Contundente

Si bien esta vez largó la final con Aventín a su lado en la primera fila, el Chevrolet preparado por Ariel Lucesole del JP Racing fue imbatible. En los primeros metros, Mariano Werner (perjudicado por el auto de seguridad en la primera serie que ganó), superó a Aventín, que también fue doblegado por la Dodge de Juan Marcos Angelini, mientras que el Gurí Martínez no avanzó del 5° puesto. En ese lote de punta no hubo variantes hasta el final de la competencia.

Atrás, varios padecieron inconvenientes: Matías Rossi quedó 11°, Christian Ledesma 16°, Jonathan Castellano fue 33°, Juan Manuel Silva pinchó un neumático (34°) y Mauro Giallombardo y Juan De Benedictis se despidieron de la pelea por el título. Sólo queda una fecha, en el Gálvez. Allí se decidirá la temporada...

"Este éxito no es una revancha ni un mensaje para nadie"

Guillermo Ortelli negó que el triunfo logrado en Trelew haya significado "una revancha o mensaje" para su compañero de equipo, Matías Rossi, con quien mantiene un enfrentamiento por un incidente deportivo en San Luis. "Es momento de ponerle punto final a esa polémica. Este éxito no es una revancha ni un mensaje para nadie", le dijo Ortelli a Télam, sin intención de avivar el fuego sobre la relación con el piloto de Del Viso, resquebrajada con aquel toque en San Luis.

TC Pista. El bonaerense Santiago Mangoni (Chevrolet) se impuso en la final de TC Pista en la penúltima fecha de la temporada. Detrás del piloto de Balcarce finalizó Nicolás Trosset (Chevrolet), mientras que Nicolás Pezzucchi, líder de la Copa de Plata, completó el podio en Trelew.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.