Pechito López: cambió los hábitos de la velocidad

El cordobés fue la gran figura de las pistas nacionales; se consagró campeón en el TC 2000 y en el TRV6 y se le escapó la Triple Corona con el TC, pero impuso su estilo con éxito
Roberto Berasategui
(0)
31 de diciembre de 2009  

Logró lo que nadie en el automovilismo nacional: que todos se pongan de acuerdo en algo. En este caso, nadie duda de que José María López fue el mejor piloto del país. Sobre la base de títulos, triunfos y pole positions , Pechito aburrió a todos con su dominio aplastante en las tres categorías que disputó: el Turismo Competición 2000, donde logró el bicampeonato de la mano del equipo Petrobras, con un Honda Civic imbatible; el Top Race V6, donde generó sensación en su primera temporada, que ni siquiera fue completa, y el protagonismo permanente que mantuvo en el popular Turismo Carretera, donde estuvo a punto de darles una corona a los hinchas de Torino, que no conocen de campeonatos desde 1971, cuando el recordado Rubén Luis Di Palma también hizo historia.

López es velocidad pura. Al extremo. Así lo marcó con las clasificaciones ganadas. En la vuelta veloz, cuando el piloto exige al máximo a su máquina para ganarle al tiempo en un mano a mano vertiginoso, allí es donde saca a relucir sus condiciones naturales para doblegar e imponer con registros inmejorables.

Rápidamente se transformó en el principal animador del automovilismo vernáculo. Y ese rótulo se hace notar cuando los éxitos acompañan, pero también mete presión cuando los objetivos no se cumplen. En este caso, algunos errores se agigantaron por los kilates que adquiría su protagonista domingo tras domingo. Aquel giro errático en la chicana del autódromo Juan y Oscar Gálvez, de Buenos Aires, cuando no se utilizaba, fue la perla negra de su año dorado. "Es increíble, pero aún hoy la gente se acuerda de aquello. Fue un error, nada más", confesaba Pechito sobre fin de año, cuando la cosecha de títulos se cristalizaba.

Pechito buscaba convertirse en el primer piloto en conquistar la Triple Corona. Todo indicaba que lo iba a lograr. El del TC 2000 fue el certamen que resolvió antes. En Potrero de los Funes agregó el segundo título en la tecnológica categoría. Luego llegó el turno del TRV6, en Paraná, donde festejó con el público, que de a poco lo admitió (su pasado europeo no le permitía adquirir un enlace natural con los hinchas). Y el Turismo Carretera era su último gran objetivo. Llegó con 10 puntos de ventaja a Buenos Aires, donde se repartían 40,5.

Justamente la gente comenzó a conocerlo, después de su fértil y solitaria experiencia en Europa. Las posibilidades de ingresar en la Fórmula 1 y sus reiterados éxitos pusieron su apellido en boca de todos.

Las paradojas del destino. Justo en la única carrera en la que no arriesgó, no empleó su estilo aguerrido y veloz (marchaba tercero y se adjudicaba cómodamente el anhelado título), una mancha de aceite cambió todo, absolutamente. En el desparramo general tras la salida de Salotto, entre los punteros, Emanuel Moriatis fue el único que mantuvo el auto en carrera. Y así ganó la corona.

Al margen del resultado, Pechito cambió los hábitos dentro del automovilismo nacional. Muchos consagrados estaban "achanchados" y la exigencia de López los obligó a reforzar los trabajos en el gimnasio, a acentuar los entrenamientos y a ajustar los detalles mínimos. "Sé que hay pilotos que bajaron de peso y aumentaron las horas de entrenamiento. La historia dirá qué lugar ocupo. No lo sé", comentó a LA NACION tras imponerse en el TC 2000.

Con la escuela de la fórmula, con la exigencia de sus años de probador en el equipo Renault de Fórmula 1, el cordobés impuso su estilo veloz y eficaz.

24 pole positions obtuvo José María López durante la temporada 2009, sobre 42 clasificaciones; un nivel de eficacia asombroso.

Dixit

"Sé que hay pilotos que bajaron de peso y aumentaron horas de entrenamiento".

José M. López

Facundo Ardusso, nuevo talento

El piloto de Las Parejas Facundo Ardusso deslumbró con su talento al ganar el título de la Fórmula Renault 1,6. Sus actuaciones permitieron que llegara al TC 2000, con Toyota.

El dato

El cordobés Federico Villagra, además de ser nuevamente campeón del Rally Nacional, emocionó al ubicarse en el cuarto puesto en la general del Rally de la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.