Puede que los golpes engañen

Roberto Berasategui
(0)
31 de enero de 2002  

Los números sorprenden. El dato frío que llega del Viejo Continente marca un despiste a 225 km/h. Y es más asombroso ver a Michael Schumacher bajarse de la Ferrari destrozada como si lo hiciese de un cochecito en un parque de diversiones. Si bien la velocidad incide en un accidente, la rapidez del desplazamiento de un vehículo no determina de manera exclusiva las consecuencias que puede sufrir el piloto damnificado. Como ejemplo valen casi todos los golpes que protagonizó el tetracampeón mundial durante su extensa trayectoria en la Fórmula 1.

Sin embargo, en Silverstone, en 1999, pagó caro un despiste que no pareció de los más violentos, aunque el impacto fue el más terrible para el alemán: se quebró la tibia y el peroné derechos y perdió la posibilidad de luchar por el campeonato, que finalmente quedó en manos de Mika Hakkinen.

Ese golpe fue de frente. La trompa de la Ferrari se incrustó en la fila protectora de cubiertas. La desaceleración intempestiva es el peor enemigo de los pilotos. Un golpe seco es más peligroso que indómitas piruetas sensacionales. Cuanto más energía absorbe la estructura del automóvil, mayor es la probabilidad de salir ileso para el conductor.

Siempre un coche destrozado causa estupor. Es el caso de la Ferrari que ayer Schumacher no perdonó en Montmeló. Quedó en peores condiciones que aquella máquina roja que se frenó de golpe en Silverstone, hace dos años y medio.

Si bien es para admirar la construcción de los Fórmula 1, el "riesgo cero" en el automovilismo jamás se alcanzará. Nunca podrá haber seguridad garantizada. Un accidente que parece insignificante puede ser fatal. Las pruebas de choque a las que son sometidas las máquinas son cada vez más intensas y los coches pueden soportar una presión de 12 toneladas en la parte superior, 3 delante del volante y 5 en los laterales.

De todas formas, la FIA siempre lo recuerda: "El automovilismo es un deporte riesgoso". Y para los amantes de las estadísticas, los domésticos son los primeros en el ranking de accidentes. Por si se cree que la casa es un lugar seguro...

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.