Rossi, en el paseo por las calles de Santa Fe