Super TC2000: trás una largada accidentada, Matías Rossi se impuso en Villicum

Matías Rossi y Sandero, en San Juan
Matías Rossi y Sandero, en San Juan Crédito: Super TC2000
Alberto Cantore
(0)
19 de mayo de 2019  • 18:02

La era de los motores turbo en el Super TC2000, junto con las modificaciones aerodinámicas que presenta la categoría en 2019, generó una expectativa que las tres carreras del calendario todavía no refrendaron. El autódromo de Villicum, en San Juan, enseñó el progreso del equipo Toyota Gazoo Racing, que festejó un 1-2 con Matías Rossi y Julián Santero y destronó la supremacía de Leonel Pernía, que con el cuarto puesto se mantiene como puntero del campeonato y se presenta como la principal espada en la temporada de Renault Sport, que celebró la 3era posición de Matías Milla. También entre los cambios que ensayó el STC2000 para relanzarse y revalorizar el espectáculo figuró la largada con partida detenida, aunque la caja de velocidades se convirtió en un dolor de cabeza para los pilotos, los ingenieros y la categoría. Lo que eran simples avisos explotó con el accidente que protagonizó el bicampeón Facundo Ardusso (Renault) y Mariano Werner (Fiat) cuando se apagó el semáforo; una maniobra que asustó por la violencia del impacto y que involucró también a Fabián Yannantuoni (Fiat).

"No entró la primera. El cambio nunca entró. En la vuelta previa nos pasó algo similar, pero lo pudimos resolver y movimos el auto. Pensé que si se presentaba la misma situación en la largada iba a poder hacer lo mismo. El auto quedó muy roto, tiene el golpe de atrás y también de costado. Físicamente, estoy bien", resaltó Ardusso, que una vez en la calle de boxes dialogó con Yannantuoni, que en su intento de esquivarlo terminó por chocarlo en el lateral derecho y dejó al Renault Fluence en dirección contraria a la carrera.

Después de escuchar al parejense, Yannantuoni relató que también se le presentaron inconvenientes con la caja de velocidades y que por ese motivo decidió largar de manera manual. "En la vuelta previa me entraron dos cambios juntos. La caja no viene funcionando y pasa esto. El sistema de largada no funciona, entonces lo dejé en primera y largué directo", la solución que ensayó el piloto de Capitán Bermúdez para sortear la falla. "Me avisaron que a Matías [Muñoz Marchesi] también le quedó el auto detenido en la partida", agregó, acerca de uno de sus dos compañeros de estructura. El restante, Werner, fue quien se llevó por delante a Ardusso, impactándole por la cola. La cámara a bordo desde el auto N°44 del paranaense refleja la crudeza del golpe.

Matías Rossi festeja su triunfo; está cuarto en el campeonato
Matías Rossi festeja su triunfo; está cuarto en el campeonato Crédito: Super TC2000

"Me lo encontré parado, el Honda que largó delante de mí pudo esquivarlo pero yo lo tuvo encima muy rápido. Los cajones [de largada] están muy cerca. Estamos en una complicación en la que los cambios por ahí entran y por ahí, no", señaló Werner. El responsable deportivo de DTA Racing, que alista los Fiat Tipo, se quejó de estos inconvenientes que presenta el STC2000 en sus tres presentaciones: "Una lástima, no entran los cambios y es algo que la categoría deberá modificar". También Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), que largó tercero, tuvo una partida fallida, aunque pudo corregir la deficiencia.

El año pasado, el STC2000 desarrolló dos finales con la nueva metodología de largada. También en las pruebas comunitarias de Alta Gracia cada equipo ensayó con un auto el procedimiento de largada y desde la categoría señalaron que los test fueron exitosos. ¿En qué consiste? El launch control un botón que está en el volante para limitar el motor a una revolución determinada. La modalidad de partida se ofrece como una posibilidad de sobrepaso y expone al piloto a una mayor presión, justo en el instante que lo pilotos definen como el momento de mayores pulsaciones de una carrera.

La primera visita a Villicum del STC2000, este año el tradicional trazado sanjuanino del Zonda no sería parte del calendario, descubrió a Rossi como vencedor. San Juan le sienta bien: ya suma cinco victorias, todas con Toyota. Aunque la sonrisa del ganador, a quien su compañero Santero intentó superar hasta que llegó la orden del equipo de no ensayar ningún intento de sobrepaso cuando la carrera entró en su ciclo final, no contagió a Edgardo Fernández, responsable técnico y deportivo de la categoría que presentó 17 autos y 12 llegaron al final. ¿La razón? Solo dispone de 20 motores y de sumar nuevas unidades, la rotura de un impulsor desataría un nuevo foco de conflicto a una categoría que hizo profundos cambios pero que todavía no encuentra los resultados en la pista.

El tres veces inaugurado autódromo de Rosario recibirá el 9 de junio al STC2000, la cuarta fecha del calendario será otro examen para la nueva era.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.