En la mira. Un sueño quebrado