Werner, bendecido por el éxito