TC 2000 en Rafaela. Yannantuoni, el susto del día