Ballack, listo para la acción