Bardach y Pereyra, con récords