"A Delfino lo necesitamos como el agua, como el aire"

Prigioni confirmó su regreso a la selección y ya piensa en el Mundial de España
(0)
27 de noviembre de 2013  

Nueva YORK (De un enviado especial).- Le cambia el gesto ante cada respuesta. Se incorpora sobre el sillón a medida que quiere darles intensidad a sus respuestas. Es profundo y analiza con un postura distinta cuando aparece el seleccionado argentino en la charla. No haber jugado el último Premundial en Venezuela resultó una determinación difícil para Pablo Prigioni, pero el Mundial de España está por delante y eso lo mantiene atento, con un nuevo desafío por delante.

-Después de ver lo que produjo el seleccionado en Venezuela, ¿qué sensaciones te produjo ver el rendimiento del seleccionado?

-Siempre dije que no tenía dudas que el equipo iba a competir y se iba a clasificar, porque tenemos jugadores de calidad que ya habían participado en un Juego Olímpico, en un Mundial. Y por más que faltase algún jugador, el equipo tenía calidad y experiencia de sobra para lograr el objetivo. Yo creo que se le debía exigir la clasificación.

Es saludable que cuenten con nuevos jugadores.

-Sin dudas. Pensaba que la posición de base era la mejor cubierta, porque con Facu [Campazzo] y Nico [Laprovittola], hay mucho potencial. Facu brilló por encima del resto, pero quizás en el próximo certamen Nico la rompa, porque es un jugador que tiene todo para hacerlo bien. Hay jugadores que tardan más en agarrarle la mano a la selección, yo en mis primeros torneos con la selección no los jugué bien. Me llevó un par de años sentirme cómodo y tener el nivel que yo entendía que podía lograr. Por eso digo que todo el equipo estuvo bien y los jugadores con más experiencia dieron el paso adelante. Es una fantástica noticia de cara al futuro.

-¿Cómo tomaste la noticia de la lesión de Delfino?

-Hablo mucho con él. Estamos todos preocupados por su situación porque es para nosotros un jugador fundamental, es clave para las aspiraciones de la selección. No quiero ni imaginarme que no esté bien y que no pueda jugar el Mundial, porque bajan nuestra chances muchísimo, es un jugador que nos da de todo. Espero que le encuentre la solución a la lesión, que se tomen las determinaciones acertadas en este momento, que es clave para él y sobre todo que tenga una buena rehabilitación y que pueda jugar la última parte de la temporada. Y si no es así que llegue bien para la selección, lo necesitamos como el agua, como el aire.

-Siempre querés estar en la selección y el Mundial está cerca. ¿Vas a estar?

-Todos los que tenemos el deseo de jugar el Mundial, cada partido que jugamos en nuestros equipos, lo tomamos como una preparación para el Mundial. El año pasado, me costó mucho tomar la determinación de no ir al Premundial y Julio [Lamas] lo entendió. Pero también Julio sabe mi deseo de estar el año que viene con el equipo. Quiero estar bien para ese momento.

-Al equipo que jugó en Venezuela se van a sumar varios de los integrantes de la Generación Dorada. ¿Cuál es la expectativa?

-La misma de siempre. Si el equipo está completo y sano, no van a cambiar los deseos nuestros de lo que fueron los Juegos Olímpicos de Londres, de intentar llegar a lo más alto posible y competir al máximo. Lo digo hoy, pero depende de si estamos todos y sanos.

-Hablan entre ustedes y se proponen subirse una vez más al escenario y salir a tocar?

-Está claro que hablamos siempre de eso. Sabemos que si estamos todos bien, el deseo y el fuego de salir a competir están intactos. Todos queremos formar parte del grupo.

-¿Cómo se mantiene tanto tiempo el deseo de ganar?

Va de la mano con el deseo de competir y el amor por el básquetbol. Cuando te ves que estás en condiciones de competir, eso te va llevando hacia adelante. Es una forma de vida. La mayoría estamos en la misma sintonía. Todos queremos que en la parte final de nuestras carreras podamos tener un nivel competitivo.

Pero en la selección no hay tanto dinero...

Eso es algo diferente. Es el compartir cada instante. Es que desde chicos estamos en esto todos juntos. Yo he jugado en muchos equipos y lo he disfrutado también, pero los momentos en los que he tocado el techo de felicidad en el básquetbol fueron ganando con la selección. Y ahí no hay plata que valga. Ningún contrato te puede equiparar ese sentimiento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.