Boca, por el peso de los nombres

Estuvo lejos de su nivel, pero por sus individualidades batió a Belgrano por 78 a 75; éxito de Gimnasia (CR)
(0)
24 de abril de 2004  

No fue la presentación ideal para Boca la de anoche. Debió apelar a sus individualidades para salvar un partido que se caía por la falta de cohesión como equipo, y por eso sufrió hasta el último cuarto para vencer a Belgrano, de San Nicolás, por 78 a 75, en el primer partido de la serie de los cuartos de final de la Liga Nacional.

Fue, como se dijo, en ese período final en el que Boca sacó la ventaja decisiva. Sólo en ese momento pudo controlar a Julio Rodríguez (la figura de los nicoleños, con 36 tantos), mejorar su defensa y torcer una situación que hasta entonces era muy complicada. Llegó a perder por cinco puntos (53-48), cerca de la mitad del encuentro.

Byron Wilson (24 tantos) y Paolo Quinteros (14) fueron los hombres que sostuvieron a un equipo disociado en ofensiva. Además, estuvo errático en los triples (2 de 10 en el segundo tiempo).

Lo complicó Belgrano, un conjunto humilde, pero disciplinado y respetuoso de la táctica, que lució mejor que los xeneizes. Pero se rindió ante el peso de los nombres.

En otra serie de los cuartos de final, en Comodoro Rivadavia, Gimnasia venció a Obras por 95 a 88. Hoy, a las 21, Atenas abrirá en Córdoba el cruce con Quilmes, de Mar del Plata.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.