Campazzo brilla en el techo europeo, como para que lo vean bien desde la NBA

El crack argentino que brilla en Europa
El crack argentino que brilla en Europa Crédito: @RM
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
21 de junio de 2019  • 23:59

Ardía el cierre del cuarto partido entre Real Madrid y Barcelona. Las cámaras se quedaban con él en cada pausa. El director repetía en cámara lenta sus jugadas, sus gestos. El equipo blanco llevaba ventaja y el campeón parecía decidido, pero no tanto como quién sería el MVP, el jugador más valioso de la final.

Facundo Campazzo , con su metro 79, llegó más alto que todos. Ya era campeón de España vestido de merengue; ya lo había sido de la Euroliga, y un par de veces. Le faltaba lo que ningún compatriota había logrado: ser el jugador más valioso de la definición de la Liga ACB, de España, la mejor de un país europeo. El tope del báquetbol nacional de clubes o franquicias fuera de la NBA .

Con 15 puntos, ¡9! rebotes (récord personal en la competencia), 6 asistencias y 2 robos del cordobés -aunque 5 pérdidas-, Real Madrid le ganó a su archirrival por un 74-68 más holgado que lo aparente, se adjudicó la serie por 3 a 1 y festejó en el mismísimo Palau Blaugrana su 35ª conquista de la liga. Para la cual Campazzo dio mucho que buenas estadísticas en ese cuarto capítulo.

Campazzo, campeón con Real Madrid y MVP
Campazzo, campeón con Real Madrid y MVP Crédito: @RM

El "Enano", el "Demonio", descolló en tres de los cuatro cruces de la serie, con el repertorio conocido pero que no logran detener los rivales: talento, picardía, visión de cancha, dinámica, atrevimiento. Y mucha energía. "Estamos felices, pero la sensación es de «ya está, gracias a Dios se terminó». Nos vaciamos de energía, de intensidad, de corazón, de buen juego", apuntó el cordobés, que pidió sentarse al hablar con la televisión, luego de 34 minutos extenuantes y de recibir el premio con la última bola del partido debajo de la camiseta, a la altura de la panza. "No es que quiera llevarme la pelota... Dicen que un niño viene con un trofeo bajo el brazo. ¿Qué mejor manera de festejarlo?", dijo el primerizo padre de una niña, que nacerá pronto.

A los 28 años, el número 7 está en el pico de una carrera que sigue en ascenso. En la final, nada menos que un clásico contra Barcelona, promedió 14 puntos, 50% en dobles, 50% en triples, 100% en libres -su punto menos fuerte, y sobre 20 tiros-, 3,8 asistencias, 3,3 rebotes y 1,3 robos. Todo eso redundó en un muy alto +19,3 de valoración (campo estadístico que suma aciertos y resta errores). El ganador del premio era cantado.

El festejo de Facu Campazzo
El festejo de Facu Campazzo Crédito: @RM

"Muy merecido hermano! Sos lo más competitivo que vi jugar... muy contento por vos! #MVP", tuiteó Nicolás Laprovittola , MVP de la etapa regular de la liga. El básquetbol argentino tiene a los dos mejores de la mejor liga nacional de Europa. Y un segundo campeón: Gabriel Deck es parte de este campeón, en su primera temporada fuera de la Argentina. Siempre titular en la final, el santiagueño de 24 años cumplió su papel, en una función de rol... por ahora.

Los fanales apuntan, por supuesto, a Campazzo. "Campeonazzo", tituló el diario madrileño As, con una foto del plantel a portada casi completa. "Mi sueño era jugar la Liga Nacional argentina, estar aunque fuera en el banco de Peñarol. Estoy jugando en Real Madrid, el mejor equipo del mundo", conmovió Facundo, que con su juego manda un mensaje a la siempre anhelada NBA. Y con sus palabras, uno a los hinchas albicelestes para el Mundial de China: "Los argentinos que jugamos en Europa estamos siempre pendientes del otro, para darle fuerza y buena vibra... Tenemos muchas ganas de vernos para jugar en la selección". Con los dos MVP de España, llegar lejos en Asia no parece una utopía.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.