China 2019: un partido que romperá el balance argentino en finales mundialistas

El seleccionado argentino de básquetbol campeón del primer mundial de FIBA; como local, en 1950, se impuso a Estados Unidos por 64-50 en la final, efectuada en el Luna Park.
El seleccionado argentino de básquetbol campeón del primer mundial de FIBA; como local, en 1950, se impuso a Estados Unidos por 64-50 en la final, efectuada en el Luna Park. Fuente: Archivo
(0)
13 de septiembre de 2019  • 22:03

Este domingo, frente a España, el seleccionado argentino de básquetbol jugará el partido decisivo del Mundial por tercera vez, a 69 años del título obtenido en nuestro país y a 17 del subcampeonato en Indianápolis 2002.

En Buenos Aires 1950, la Argentina se consagró al superar en el último juego a Estados Unidos por 64-50 en el estadio Luna Park. Por entonces, la competencia reunía a 10 equipos y seis de ellos jugaban la rueda final, en la que el seleccionado terminó invicto e incluyó victorias ante Brasil, Chile, Francia (le había ganado, además, en la etapa previa) y Egipto.

Pasaron 52 años para volver a ver al seleccionado celeste y blanco en un juego que consagrara a un campeón, y aquella final terminó con polémica. Cayó ante Yugoslavia en tiempo extra por 84-77, luego de un cierre del último cuarto en el que todo el equipo dirigido por Rubén Magnano reclamó por una falta no sancionada de Marko Jaric contra Hugo Sconochini. Con 16 participantes, la Argentina avanzó al vencer a Venezuela, Rusia y Nueva Zelanda en la primera etapa de grupos, a China, Alemania y a Estados Unidos en la zona conformada en segunda instancia, a Brasil en cuartos y a Alemania en la semifinal.

Hugo Sconochini, entonces capitán argentino, recibió una falta no cobrada cuando se aprestaba a anotar un doble en el minuto final del partido decisivo de Estados Unidos 2002; Yugosalvia empató, alcanzó a ir al alargue y terminó ganando por 84-77 en su último mundial, antes de dividirse en varios pa
Hugo Sconochini, entonces capitán argentino, recibió una falta no cobrada cuando se aprestaba a anotar un doble en el minuto final del partido decisivo de Estados Unidos 2002; Yugosalvia empató, alcanzó a ir al alargue y terminó ganando por 84-77 en su último mundial, antes de dividirse en varios pa Fuente: Archivo - Crédito: AFP

Ocho años después, el árbitro griego Nikos Pitsilkas confesó: "Me equivoqué en la jugada anterior, porque (Luis) Scola no le había cometido infracción a (Vlade) Divac". La conversión de los dos libres dejó el juego igualado en 75 y llevó al tiempo extra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.