Con un gran partido de Pablo Prigioni, Houston le ganó a Dallas y está 2-0 en la serie