Con una buena labor de Scola, Houston cortó la mala racha