El duelo del Oeste

San Antonio, con Emanuel Ginóbili, será local frente a Dallas en el primer partido de la final de esa Conferencia; a las 22.30, por ESPN
(0)
19 de mayo de 2003  

SAN ANTONIO, Texas.- En este duelo del Oeste, como en los de las viejas películas de cowboys , también habrá tiros . Y el que más acierte saldrá victorioso en este reto. El otro caerá liquidado y perderá la oportunidad de luchar por el botín más anhelado, el título de la NBA. Y entre los protagonistas estará metido el argentino Emanuel Ginóbili, que ayudará a su equipo, San Antonio Spurs, a deshacerse de Dallas, en la final de la Conferencia Oeste. Los Mavericks ganaron su lugar anteanoche, al vapulear a Sacramento por 112 a 99 y obtener la serie por 4 a 3.

El primer partido de esta final, al mejor de siete encuentros, será esta noche, a las 22.30, con transmisión en directo por ESPN. De este choque saldrá uno de los finalistas del torneo más competitivo del mundo. El otro surgirá de la serie del Este, entre los Pistons y los Nets. Ayer, New Jersey se adelantó en Detroit, al vencer por 76 a 74 en el primer partido.

La expectación por este cruce está bien justificada. Aquí se enfrentarán los dos mejores equipos de la temporada regular, al menos según lo que muestran sus registros de victorias y derrotas. Dallas fue el N° 1 casi toda la primera etapa, pero en las últimas semanas los Spurs tuvieron una arremetida impactante y se lo arrebataron.

Pero hubo una curiosidad: los dos quedaron con el mismo registro, 60-22. El primer método de desempate fueron los partidos entre ellos, pero allí también terminaron igualados (2 a 2). Al final, San Antonio fue el N° 1 porque tuvo un mejor desempeño en los partidos dentro de la Conferencia (36-16 contra 34-18).

Además, se medirán dos pistoleros implacables, decisivos para sus equipos. De un lado, Tim Duncan, elegido el Jugador más Valioso de la temporada. Enfrente, el alemán Dirk Nowitzki, un líder en las ofensivas de su equipo, con un alto porcentaje de efectividad.

Para los Spurs la confianza está en su punto máximo luego de eliminar a los triples campeones de la NBA, Los Angeles Lakers, en la semifinal. Sin embargo, ante Dallas tendrán un serio oponente: su juego es my ofensivo, con mucha velocidad y un alto porcentaje de aciertos en triples. Y con variantes para que no todo recaiga en el alemán, como Steve Nash o Nick van Exel, que a pesar de que es el sexto hombre, fue el máximo anotador en la serie ante Sacramento.

"Es un equipo que juega profundo, y que sabe desplazarse con velocidad", analizó Ginóbili. "Con los Lakers sabíamos que la cuestión era anular a Shaq (O´Neal) bajo los tableros y tratar de que el balón no estuviese mucho en las manos de Kobe, pero ahora todo será diferente. Ganaremos la serie sólo si hacemos una buena defensa y bajamos su goleo."

Ginóbili cumplió una buena tarea hasta aquí en los playoffs. Sus promedios por partido marcan 9,7 puntos (que incluye un importante 48,6% en intentos desde afuera del perímetro), 3,6 rebotes, 3,2 asistencias y 1,75 robo. Esta noche tendrá que seguir revalidando eso y convertirse en un excelente ladero para las aspiraciones de su equipo de ganar el anillo de la NBA. Al menos, ya demostró que tiene las condiciones para hacerlo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.