El duelo

San Antonio, con Ginóbili, y los Lakers jugarán desde hoy una serie muy especial de los playoffs por las semifinales del Oeste
(0)
5 de mayo de 2003  

Sobran argumentos: el choque que sostendrán desde hoy, a las 22.30 (hora de la Argentina), San Antonio Spurs y Los Angeles Lakers, se trata de un duelo muy especial.

San Antonio, que tiene en sus filas a Emanuel Ginóbili, pretende ponerle fín al estigma de los Lakers, el rival que lo eliminó de los playoffs en los dos últimos años de manera humillante: 4 a 0, en la final del Oeste de 2001, y 4 a 1, en las semifinales de 2002. A su vez, los Lakers quieren cambiar la historia de la serie regular, cuando cayeron en los cuatro enfrentamientos con los Spurs, aunque en los dos primeros no actuó Shaquille O´Neal, lesionado.

Pero hay más: los Lakers pretenden convertirse en el segundo equipo de la historia de la NBA - el otro es Boston- que conquista cuatro títulos consecutivos, superando la marca de Chicago, que sumó tres dos veces. También para Phil Jackson, DT del tricampeón, quiere mejorar aquella marca que obtuvo dirigiendo a los Bulls de Michael Jordan.

San Antonio también tiene razones especiales: este año, por primera vez en la historia, su técnico

-Gregg Popovich, en esta ocasión- logró el premio al mejor entrenador de la temporada. Sería duro quedar eliminado después de semejante distinción. Además, ayer la NBA elegiió, por segundo año consecutivo, al pivote Tim Duncan como mejor jugador del certamen. Otro premio que obliga y compromete a ganar el gran duelo, que se resolverá al mejor de siete partidos.

"Tenemos tres pivotes importantes, con experiencia (Duncan, Robinson y Willis), que pueden defender a O´Neal, pero él tiene 50 kilos más de peso; es una gran ventaja. La idea es alejarlo continuamente del aro para que no sea determinante", señaló Emanuel Ginóbili, que tuvo buenos rendimientos frente a los Lakers y que defenderá a la otra megaestrella: Kobe Bryant. "Es el rival más difícil -junto a McGrady- que tuve enfrente", sostuvo el argentino. "La serie con Phoenix fue desgastante, pero la de ellos también. El único lesionado es Stephen Jackson, en un tobillo, pero nada grave", sentenció Ginóbili.

  • Detroit y Dallas. Ayer Detroit (venció a Orlando 108-93) y Dallas (a Portland 107-95) ganaron 4 a 3 sus series y se medirán ahora en las semifinales con Philadelphia (en el Este) y Sacramento (en el Oeste), respectivamente.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.