El ex NBA que debió vender su anillo de campeón para pagar deudas