En la NBA, otro chico deslumbró bailando en la platea