Estados Unidos volvió a la cima del básquetbol mundial