Estilos distintos: Dallas frente a San Antonio

La avasallante ofensiva de los Mavericks y la disciplinada defensa de los Spurs chocarán hoy, otra vez, por el tercer partido final del Oeste
Miguel Romano
(0)
23 de mayo de 2003  

A su manera y una vez cada uno, Dallas Mavericks y San Antonio Spurs impusieron sus muy diferentes estilos en la final del Oeste, que quedó igualada 1 a 1 y que continuará hoy, a las 22 (hora de la Argentina), con el tercer partido de la serie al mejor de siete.

El encuentro de esta noche, que será televisado por ESPN para nuestro país, y el cuarto, que se disputará pasado mañana, tendrán como escenario el American Airlines Center, de Dallas.

En los dos anteriores, quedó en claro que ninguno resignó el estilo que les permitió acceder a la antesala de la lucha por el título de la NBA. Dallas lo hizo con su ofensiva apabullante de tirar y tirar sin demasiados reparos, aprovechando, claro está, los altos porcentajes de aciertos que en la temporada tuvieron Michael Finley, el alemán Dirk Nowitzki o los bases Steve Nash y Nick Van Exel. Un ataque tan vertiginoso e incisivo que muchas veces no le permite regresar ordenado a la defensa.

San Antonio, como es su costumbre, se apoyó en la presión y en la disciplina de su defensa que intenta forzar malos lanzamientos del rival y en un ataque controlado que se apoya constantemente en el pivote Tim Duncan.

La otra gran diferencia está en el espíritu que conllevan esos estilos. Dallas va al frente con confianza ciega aunque falle varios tiros seguidos; no mide las consecuencias porque se siente cómodo así. Los Spurs piensan todo, diagraman cuidadosamente sus ataques, no regalan nada y muchas veces pierden la confianza cuando son desbordados. Lo paradójico es que hasta ahora, pese a que cada uno expuso lo suyo, las diferencias clave estuvieron en los tiros libres (49 de 50 contra 37 de 45) del primer juego, que ganó Dallas por 113-110, y en los rebotes (59 contra 46) del de anteanoche que obtuvieron los Spurs por 119-106.

"No erramos tantos tiros libres en el segundo partido. Eso nos ayudó a ganar", dijo Gregg Popovich, DT de San Antonio. "Supimos reaccionar cuando ellos se pusieron a 9 puntos sobre el final y volvimos a imponer nuestro ritmo", señaló el argentino Emanuel Ginóbili.

"Las faltas personales que nos pitaron al principio nos perjudicaron al final para defender bien; ahora debemos ganar los dos partidos en casa", opinó Nowitzki.

"Hubo demasiadas cosas raras que ellos supieron aprovechar", apuntó el DT Don Nelson, expulsado anteanoche. Más allá de tiros libres o rebotes, lo atrapante de este gran duelo del Oeste es saber cuál impondrá definitivamente su juego. Hoy tienen otra oportunidad.

Los números de Ginóbili

Pese a ser el suplente y no jugar muchos minutos (27 de promedio), Manu Ginóbili se destaca en varias estadísticas de los playoffs. Es el mejor de San Antonio en triples (20 de 42) y en robos (23); el tercer mayor asistente (44), el 4° máximo rebotero (51) y 5° goleador (9.6 de promedio)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.