Eterno gladiador: la pasión de Nocioni le dio otro título a Real Madrid

Juan Manuel Trenado
(0)
23 de febrero de 2015  

"Facu, pegale un besito vos también. ¡Para Argentinaaaaaa!" A los gritos, Andrés Nocioni lo invita a Campazzo a sentirse parte de la fiesta, aunque ni siquiera jugó un minuto en la final. Su presencia es testimonial, pero es un feliz comienzo de la aventura europea del base cordobés, que tiene 23 años y mucho por crecer todavía. Está en un gran equipo y su tutor no podía ser mejor. El que lo guía es un dolorido compatriota que a los 35 años se cansa más rápido, siente que todo le cuesta cada día más... pero sigue de pie, no se rinde. Puede enseñarle mucho todavía.

"Ya no estoy para tirar del carro", dijo Chapu en septiembre del año pasado, cuando se fue del conjunto vasco Laboral, para ocupar un rol secundario en el poderoso Real Madrid, el equipo que ahora lo encuentra campeón de la Copa del Rey tras vencer 77-71 a Barcelona con una historia bien a su estilo de gladiador, con ribetes emocionantes.

Apenas 20 horas antes, en Gran Canaria, durante la semifinal con Juventut, Nocioni quedó tendido en el parquet por una torcedura del tobillo izquierdo. Su presencia estaba en duda. Pablo Laso, entrenador de Real Madrid comentó ante la prensa: "Ha sido un esguince muy doloroso? pero es una final y la quiere jugar. Confío en que nos pueda echar una mano".

Chapu estuvo, por supuesto. Dio más que una mano, puso las dos. Dio el cuerpo entero a la causa. Y también su alma. Con el tobillo hinchado como un enorme pomelo el vendaje apretó más que nunca. Pero no dejó que se notara en la cancha. Aportó su cuota de puntos (10) y se hizo fuerte en los tableros (7 rebotes). El último dato estadístico, el de las cuatro tapas, es el que más grabado quedará para los hinchas que lo instalaron como uno de los jugadores favoritos.

Desde sus 2,03m, dos de esas tapas quedaron marcadas como las imágenes del partido. La primera contra el polaco Maciej Lampe (2,11m), tirando la pelota lejos. La segunda ante el gigante alemán Tibor Pleiss (2,18m), deteniéndolo de frente con un descomunal salto sin carrera.

Todavía no se había sacado las vendas para observar las consecuencias de exigir así una articulación lastimada, pero anticipó: "Respecto de lo que pasó con el tobillo, sólo quiero pedirle a mi mujer que mañana (por hoy) me deje descansar. Que ella se quede con los chicos y a mí me deje en el sillón".

Real Madrid es un plantel lujoso. Con figuras como los españoles Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Sergio Llull y Felipe Reyes, el mexicano Gustavo Ayón, el lituano Jonas Maciulis, el griego Ioannis Bourousis y los norteamericanos Jaycee Carroll y Marcus Slaughter. Pero aún con toda esa abundancia le faltaba algo. La fibra, la garra, el que contagiara ese espíritu al resto. Y entonces lo fueron a buscar a Nocioni.

Tras el último Mundial en España el año pasado, dolió escucharlo a Chapu asumiendo culpas. Fue uno de los líderes y tuvo un torneo flojo en cuanto al tiro. Falló mucho, nunca se sintió cómodo. Autoexigente como siempre, a la hora de declarar, se responsabilizó por aquella derrota ante Brasil en octavos de final. Pero más allá de sus desventuras ofensivas, Chapu se sacrificó, luchando siempre con gente más grande que él, y tuvo algunos duelos defensivos emocionantes por la diferencia de altura. Pero casi no quiso hablar de eso. Hubo una cena de despedida del equipo en la que quedó flotando una sensación amarga de retiro de la selección. Él mismo dibujó una imagen negativa que no tenía nada que ver con su fiereza, con su entrega.

Como en el Mundial, así estuvo otra vez ayer el gladiador. Peleando en desventaja física, lastimado, luchando mano a mano con gente mucho más alta que él.

Los organizadores premiaron a Rudy Fernández, que hizo 16 puntos, como el MVP. Los medios eligieron otra figura, lejos de la frialdad de los números. Como tituló Marca: "Brilló el corazón de Nocioni".

20

temporadas lleva como jugador profesional: cuatro en Argentina (1995 a 1999), ocho en la NBA (2004 a 2012) y 8 en España (1999 a 2004 y desde 2012).

5

títulos ganó en España Andrés Nocioni; con Tau, una Liga (2002) y dos Copa del Rey (2002 y 04), y con Real Madrid la Supercopa 2014 y la Copa del Rey 2015.

Pablo Laso

DT de Real Madrid

"Un tío que se tuerce el tobillo así... y ha jugado, se ha dejado la vida. Ése es el ejemplo de lo que queremos ser"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.