Fabián Borro: "El nivel de la liga es la realidad"

El presidente de la AdC rechaza que el torneo sea malo, aunque admite que los jugadores "son desconocidos"; apunta al desarrollo de jóvenes figuras
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
28 de febrero de 2015  

Hace dos años la Asociación de Clubes (AdC) emprendió una renovación para, con ideas surgidas de Pepe Sánchez, hacer más atractiva la Liga Nacional y elevar el nivel del básquetbol argentino. Seis meses atrás, la dirigencia cambió de manos y hoy es Fabián Borro, el presidente de Obras Sanitarias, la máxima autoridad. La cara más visible de un proceso que, con giros de timón, sobrelleva varias dificultades, pero apunta al largo plazo.

Borro mantuvo un extenso diálogo con LA NACION sobre la actualidad y el futuro de "una liga considerada de las mejores de América latina", según abrió la charla.

-Antes se decía que era la mejor. ¿Ahora es "una de las mejores"?

-Yo creo que es la mejor.

-La de Brasil creció mucho...

-Sí, pero es más joven y está en vías de desarrollo, luego de varios inconvenientes políticos. Nosotros (institución y clubes) no invertíamos fuera del campo de juego, pero ahora apuntamos a la difusión y la comunicación.

-¿Cómo está AdC económicamente?

-Estaba muy justa, tal vez un tanto descalzada financieramente, porque el máximo ingreso es el televisivo y se cobra sólo mientras se juega. Había meses sin ingresos, y el plan de patrocinios era muy bajo. Pero hemos renegociado con los auspiciantes, con un piso significativamente más importante. Además, hicimos un acuerdo con Aerolíneas Argentinas como transportadora oficial.

-¿Se puede dar cifras?

-Se puede decir que el contrato de la televisión ha mejorado un 90%.

-¿Con la televisadora histórica, TyC Sports, o considerando también a DirecTV?

-Con Torneos solamente. Y hemos conseguido los recursos para invertir una cifra significativa durante cuatro años en marketing y comunicación.

-¿La llegada de DirecTV mejoró los ingresos por televisación?

-Con DirecTV hay un contrato por dos años y estamos muy contentos, pero queremos mejorarlo económicamente y que transmita un cuarto partido por semana. Trabajamos para que todos sean televisados, pero ya por Internet.

-¿Cómo está la Liga deportivamente?

-En un proceso evolutivo, con carencia de jóvenes figuras. A eso apunta nuestra Liga de Desarrollo [certamen telonero sub 23].

-Varios dicen que la Liga se empobreció en nivel de juego.

-Es el nivel que existe. No hay jugadores que se hayan quedado en su casa por diferencias económicas. Y cada vez hay menos fuera del país. Indudablemente, si hay más dinero, hay jugadores de otro prestigio, sobre todo extranjeros. Hay que tener un proyecto real de desarrollo del básquet en todo el país, en todos los niveles.

-¿La situación económica atenta contra eso?

-No estamos ajenos al contexto país-región. Y hoy el básquet no tiene la visibilidad que pretendemos. Salvo los de la Generación Dorada, nuestros jugadores son desconocidos por el público no aficionado al básquet. Apuntamos a trabajar en eso.

-¿Cómo debería llegar esa visibilidad?

-Con el plan de comunicación, trabajando con medios no tradicionales. Así vamos a ir penetrando mercados. Y con el desarrollo de la marca: mostrar una mejor imagen televisiva, adecuar los estadios, trabajar en la indumentaria y ordenar los patrocinios... Dar coherencia visual y prolijidad a la Liga.

-Pasado un año y medio de la anulación de los descensos para invertir en infraestructura y comunicación, ¿cuál es el balance?

-Los clubes que acompañaron este movimiento han invertido más de 25.000.000 de pesos. Han puesto tres instalaciones de aire acondicionado (Quimsa, Olímpico y Libertad), cambiado seis pisos, reformado once vestuarios. Varios trabajan en la imagen y el espectáculo... Están el desarrollo de las mascotas, las transmisiones por streaming, las pantallas en los estadios... El balance es positivo.

-La inversión gruesa, para tener estadios como el Polideportivo o el Orfeo, ¿tardará muchos años?

-Vamos a plantearlo al gobierno nacional. La idea es que haya seis u ocho estadios en diferentes ciudades que ameritan tener uno de 6000, 8000, 10.000 espectadores. Hoy Buenos Aires no lo tiene. Y hay estadios importantes en los que empieza a correr el envejecimiento, como el Ruca Che (Neuquén) y el Delmi (Salta), que hoy no tienen equipos. Esto tiene que ser una inversión del Estado nacional, y no sólo para el básquet, sino también para otros deportes y la industria del espectáculo artístico, musical.

-El gobierno nacional puede cambiar de signo dentro de unos meses.

-Sí.

-¿Eso no influye?

-Debe ser un proyecto de inversión privada con aval del Estado. Va a generar mano de obra en la construcción y el funcionamiento del estadio.

-Dos de los tres mejores equipos de la Liga [Quimsa, de Santiago del Estero, y Regatas Corrientes] cuentan con importante apoyo estatal provincial. ¿Existe riesgo de que se lo pierda con otro gobernador?

-Es una posibilidad. El camino es desarrollar un plan de negocios y una independencia. Las instituciones de Santiago [Quimsa] y La Banda [Olímpico] están en eso, un esquema que tenga apoyo del gobierno pero también de los privados. Es necesario que el campo privado vea al básquetbol como un buen vehículo para difundir sus bienes y servicios.

-¿Cuál es hoy el mejor punto de la Liga y en cuál está más atrasada?

-Está muy atrasada en la difusión y está bien en lo deportivo. Me llama la atención que se hable del nivel de la Liga: el nivel es la realidad. Si bien no estamos saliendo campeones de la Liga Sudamericana ni de la Liga de las Américas, lo hicimos muchas veces y seguimos en un buen nivel. Tenemos que ver a cada club nuestro en la Liga de las Américas o la Sudamericana como la representación de la liga argentina, como el básquet argentino ahí.

-¿Está la Liga Nacional generando condiciones para que haya un nuevo Ginóbili, un nuevo Scola?

-Estamos empezando a recorrer el camino. La Liga de Desarrollo y la mayor cantidad de partidos y de equipos apuntan a eso.

-¿Cómo la ve dentro de cinco, diez años?

-La veo teniendo un lugar de privilegio en el deporte argentino y en la región.

La TV para revisar más jugadas, otro cambio

  • La AdC aprobó una modificación reglamentaria para extender a muchos partidos la posibilidad de revisar acciones de juego dudosas. Antes se podía hacerlo en los juegos de la serie final y en los del Súper 8; desde anteayer es posible en todos los que son transmitidos por al menos 4 cámaras. Lógicamente, los jueces no podrán recurrir al monitor en todo momento, sino sólo en los últimos dos minutos de los cuartos períodos y de los suplementarios y para rever la última acción en los otros tres cuartos. Además, podrán reconsiderar ciertos hechos, no todos.
  • La ampliación de las revisiones arbitrales televisivas es otro de los cambios que la institución instrumentó en los últimos dos años. Las principales: la anulación de los descensos por dos temporadas (para que los clubes invirtieran más en infraestructura y espectáculo), la instauración de la Liga de Desarrollo, la mayor televisación y el énfasis en la imagen y la comunicación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.