Gregg Popovich, como nunca se lo vio: emocionado y con la voz entrecortada, homenajeó a Tim Duncan