La Argentina espera a Brasil, entre nervios y expectativa